México cuenta con 159 especies de agave: UNAM

Abisaí Josué García, científico de la UNAM, informó que los agaves existen hace aproximadamente 10 millones de años.

Científicos del Instituto de Biología (IB) de la UNAM encontraron, en el estado de Oaxaca, cuatro especies silvestres nuevas de agave para la ciencia, pero “podrían ser ocho; no teníamos idea de que existieran. En los últimos 35 años se han descrito 44 especies como nuevas, esta cifra indica que aún estamos en proceso de conocer los también llamados magueyes de nuestro país”, expuso Abisaí Josué García Mendoza.

México es el centro de diversidad biológica y cultural de los agaves a escala mundial. El género Agave cuenta con alrededor de 211 especies, de las cuales 159 tienen presencia en nuestro territorio, es decir, 75 por ciento del total.

Oaxaca, la zona de mayor diversidad de magueyes en todo el mundo, los científicos universitarios actualizan la información de las especies y subespecies, en especial de las que se obtiene el mezcal, bebida de “moda” desde hace alrededor de dos décadas, cuya producción comenzaba a provocar problemas de conservación en algunas de esas plantas, recordó García Mendoza, titular de la investigación.

Dicho estado es el que tiene mayor número de especies. Gracias al trabajo del también curador de la Colección Nacional de Agaves del Jardín Botánico del IB y su equipo en este proyecto (financiado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, Conabio), hoy se sabe que de las 38 especies presentes en esa entidad, 10 son utilizadas de manera tradicional para la obtención de bebidas destiladas.

Pero no sólo se reconocieron especies silvestres, sino aquellas cultivadas y domesticadas durante cientos de años por los campesinos. “También encontramos que existen cuatro cultivares que no habían sido documentados”.

Los agaves se originaron hace aproximadamente 10 millones de años; en nuestro país se han diversificado y es donde han sido más utilizados. “Conocemos de sus usos desde hace 10 mil años, y probablemente sean mucho más antiguos, porque los registros que existen son del maguey como alimento y como fibra (mecates, redes)”, resaltó el científico egresado de la licenciatura, maestría y doctorado de la Facultad de Ciencias.

Algo más reciente es su uso para bebidas destiladas. Del cocimiento de las cabezas de los magueyes se extraen los azúcares, que posteriormente se fermentan para obtener alcoholes. La palabra mezcal proviene del náhuatl mexcalli, que significa maguey cocido.

Todas las bebidas destiladas que se extraen de los agaves (el tequila, el bacanora, la raicilla, el chuqui, el tepemete, el vino-mezcal y todos los mezcales del sur del país) son precisamente mezcales, y tienen gran importancia cultural y comercial, acotó el científico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *