No claudiquemos, mantengámonos firmes: Peña Nieto

En entrevista con Adela Micha el presidente Enrique Peña Nieto habló de los avances y los pendientes en sus tres años de gobierno

CIUDAD DE MÉXICO, México.- El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que al presentar un balance de tres años de gobierno y sobre cómo estaba el país en 2012, se debe reconocer lo que ha logrado la sociedad y subrayó que es necesario mantener firmeza en el rumbo de la nación a través de las reformas estructurales.

“A veces, en temas coyunturales se olvida lo que hemos avanzado, sin dejar de señalar y reconocer tropiezos o temas que están en la sensibilidad de la sociedad mexicana”, dijo a la periodista Adela Micha en el programa “La Entrevista por Adela” de Noticieros Televisa.

“Es mi responsabilidad dar a la sociedad mexicana claridad en el rumbo que llevamos; no claudicar en la instrumentación de las reformas que estamos llevando; no claudicar en los objetivos que desde el principio de este gobierno señalamos”, enfatizó.

El jefe del Ejecutivo recordó que cuando arrancó su administración postuló la necesidad de seguir una agenda de cambios estructurales que tomaron como punto de partida el Pacto por México.

“Algo que debe destacarse es haber logrado un Pacto por México que generó un ambiente de confianza entre las principales fuerzas políticas, que en el pasado no habían concretado reformas legislativas en temas fundamentales para el desarrollo del país. Gracias al Pacto se definió toda una agenda legislativa que permitió hacer 13 cambios estructurales”, recordó.

Subrayó, sin embargo, que es necesario seguir la ruta trazada y consolidar el proyecto por el que se trabaja y que fue postulado hace tres años.

“No claudiquemos, mantengámonos firmes en el propósito de llevar a México a ese objetivo que nos hemos planteado a través de estas cinco grandes metas nacionales”, subrayó Enrique Peña Nieto al hablar de los ejes de gobierno México en Paz y Tranquilidad, México Incluyente, Educación de Calidad, México Próspero y México con Responsabilidad Global.

Recalcó que el presidente de la República es la cabeza del gobierno federal, el jefe del Estado mexicano y a quien corresponde darle rumbo, quien define las metas a alcanzar, “que claramente apuntamos desde el inicio de este gobierno: registrar rezagos que vienen de más atrás y hacerle frente a los problemas del día. Resolver problemas añejos al mismo tiempo que los problemas que van surgiendo”.

En ese marco, el mandatario compartió con Adela Micha algunos temas que marcaron el último año en la vida social y política de México.

Ayotzinapa

“Tuvimos lo que sin duda fue un momento difícil de tragedia por la desaparición de 43 jóvenes estudiantes en Iguala; la Procuraduría General de la República (PGR) tiene una investigación sobre el tema y sigue ahondando en el asunto. Lo que hoy nos ha dado a conocer la Procuraduría lamentablemente apunta a un desenlace trágico. Yo, cuando me reuní con los padres de familia, les manifesté mi más amplia solidaridad y deseo de acompañarles en esta pena y en este dolor”, afirmó el presidente.

Subrayó que ahí está y estará siempre la disposición del gobierno para acompañarlos.

“Porque como padre de familia, siento, registro y pude sentir de ellos la pena de cualquier familia que no sabe dónde está su hijo”, apuntó.

Habló de cómo se enteró de los hechos, ocurridos entre la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, y la evolución de los mismos.

“En los primeros momentos, en general, nadie advirtió lo que esto estaba significando, el tamaño de la tragedia, ni la dimensión que tenía. No sabíamos qué había ocurrido. No teníamos precisión. La Procuraduría prestó auxilio a la autoridad local”, afirmó.

El presidente desstacó “el haber hecho de esta investigación algo tan transparente, que por primera vez en la historia se pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos conociera la investigación de la PGR, que apuntan al desenlace de una tragedia”.

El mandatario destacó que la PGR deberá “recabar toda indagatoria. Fue algo que causó una enorme consternación y registró la enorme solidaridad de la sociedad mexicana”.

Tlatlaya

“Aquí yo quiero marcar una distinción. Dio lugar a una especie de linchamiento sobre una institución que es de gran orgullo, que son nuestras Fuerzas Armadas. Si en el caso de Tlatlaya o en cualquier otro se comenten excesos, hay abusos, se atenta contra los derechos humanos, evidentemente habrá que imponer las debidas sanciones, la ley”, afirmó.

El presidente destacó que se trata de “eventos que no pueden manchar a toda una institución formada por soldados, marinos, pilotos, mujeres y hombres que todos los días arriesgan la vida de los demás. Me parece lamentable que por hechos aislados se quiera manchar a toda la institución, por eso, en este caso de Tlatlaya, se lleva a cabo la investigación y si hay responsables que se aplique la ley”.

Tanhuato

En el caso de Tanhuato, Michoacán, el presidente destacó que se trata de una investigación en proceso. Indicó que “la autoridad local se declaró incompetente y remitió el expediente completo a la PGR, a quienes corresponde deslindar cualquier responsabilidad”.

La casa blanca de las Lomas

“De forma muy legítima mi esposa adquirió una propiedad. La Secretaría de la Función Pública hizo la investigación; fue una operación legal, lícita, pero, sin duda, en la forma en que se había hecho, despertó suspicacias de un eventual conflicto de intereses, que se esclareció”, afirmó el presidente.

Subrayó que el presidente de la República y los servidores públicos no solo están obligados a observar puntualmente la ley, “sino a evitar que en cualquier acto se den eventos que despierten suspicacias por alguna irregularidad, que no la hubo. Fue algo que sí afectó y lastimó el ánimo social y también internamente a la familia. Reconozco el valor de mi esposa de salir a dar la cara y explicar. No dejó de ser señalada y estigmatizada, fue un tema de desgaste que abonó la falta de confianza de las instituciones. Por eso había que esclarecerlo”.

Destacó que esto permitió entrar por primera vez, con detalle “al tema del conflicto de intereses”.

“Ofrecí una disculpa porque no puedo dejar de reconocer que afectó la credibilidad de la confianza en las instituciones”.

La fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán

Cuando se enteró de la fuga de Joaquín Guzmán Loera, ocurrida el 11 de julio, el presidente reconoció un momento de frustración. “Fue algo de enojo, de frustración. Fui informado por el secretario de Gobernación. Fue de reconocer la vulnerabilidad que tiene nuestro sistema penitenciario, que tenemos que fortalecerlo. Reconocemos tropiezos, frustraciones.”

El mandatario afirmó que reaprehender a Guzmán Loera es “otro reto más que nos echamos encima”. Subrayó que es responsabilidad del Estado “trabajar para lograr la aprehensión de todos los delincuentes, desmantelar las organizaciones que lastiman a la sociedad”.

Cambios en el gabinete

Enrique Peña Nieto también compartió las razones por las que hizo movimientos en su Gabinete, justo a la mitad de su administración. “El presidente tiene la atribución de nombrar y remover a los funcionarios en el equipo. El presidente toma la decisión de qué ajustes hacer para llevar a que el gobierno que recibió una confianza ciudadana cumpla con sus objetivos. Soy yo quien asume la responsabilidad frente a la sociedad mexicana. Soy yo quien tiene claro a dónde quiero llevar a México y en razón de eso determino, en cada momento, en cada coyuntura, qué ajustes hacer para reforzar, para cumplir lo que ofrecí a la ciudadanía.”

El presidente afirmó que está muy claro de la responsabilidad que tiene y dijo que la asume “con enorme vitalidad, con enorme orgullo, con el privilegio que la vida me ha dado y el respaldo que la mayoría de la sociedad mexicana me ha dado para estar ante esta responsabilidad”.

Dijo que es un ser humano como cualquier otro y en sus ánimos pasa de todo. “Ánimos, desánimos y, a veces, tristezas, enojos, alegrías; pero todo está en el marco de cuál es mi tarea y mi decisión firme de cumplirle a los mexicanos”, reconoció.

En cuanto a su relación familiar, afirmó que está muy bien con su familia y en concreto con su esposa, Angélica Rivera. “La relación está extraordinariamente bien. Tenemos una relación muy cordial y amigable con mi esposa, por supuesto que tenemos momentos de desgaste, y afecta el ánimo familiar, pero tenemos la fortaleza para salir adelante”, dijo.

Afirmó que ha bajado entre 4 y 5 kilos por sus rutinas de ejercicio y aseguró que su salud está bien. “Estoy muy bien afortunadamente. Van dos cirugías y han inventado 20 mil cosas, lo primero fue un nódulo en la tiroides y la segunda fue la vesícula, que es una cirugía común. Hago ejercicio, me gusta caminar y correr, normalmente lo hago en fin de semana”, destacó.

Para finalizar, afirmó que una de sus obsesiones es “asegurar que lo que me he trazado para México se pueda lograr y se pueda cumplir y que mi gobierno contribuya a que tengamos una mejor nación, un mejor país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *