No soy igual a Javier Duarte y voy a probarlo: Fidel Herrera

CIUDAD DE MÉXICO.El exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán dijo que se encuentra listo para hacer frente a las acusaciones en su contra por el caso de quimioterapias infantiles que habrían sido alteradas con agua destilada y pruebas de VIH apócrifas, ante lo cual subrayó que podrá demostrar su inocencia, ya que dijo no ser como su sucesor, Javier Duarte.

Javier Duarte y yo no somos iguales, su gobierno fue muy distinto al mío, cada quién sabe con qué grado de limpieza carga. En mi caso estoy limpio y voy a probarlo”, afirmó en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

Tras abandonar su posición como cónsul de México en Barcelona, Herrera indicó que, se encuentra preparando su regreso a territorio nacional esta semana, esto con la finalidad de esclarecer las acusaciones en su contra.

Manifestó que no cuenta con información sobre la denuncia en la que se refieren acusaciones en su contra y 40 personas más que, de acuerdo con la presente administración estatal de Veracruz habrían estado involucrados en el caso, sin embargo, dijo contar con toda la documentación necesaria para deslindar su responsabilidad en tal escándalo.

Tendría que verlas pruebas, no creo que (Miguel Ángel Yunes) tenga ninguna, porque tengo los documentos que prueban mi inocencia”, expuso.

Estoy agraviado, lastimado, pero estoy completamente seguro de mis actos y de la limpieza de mis actos”, añadió.

Herrera Beltrán lamentó que se haya presentado esta grave acusación y luego se hayan iniciado las investigaciones, ya que consideró que el proceso natural de esta clase de situaciones tiene que ser a la inversa.

Mis mejores testigos son los 450 niños que fueron tratados, 250 fueron curados, otros siguen en tratamiento de seguimiento y otros más faltan por otras razones ajenas al tratamiento que recibieron”, enfatizó.

Cuestionado sobre si su renuncia como cónsul fue resultado de una petición de la Cancillería mexicana, el político veracruzano manifestó que se trató de una decisión propia para hacer frente a las acusaciones y, sobre todo para que el ‘servicio político exterior no sea ensuciado por la mentira’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *