Sab. Oct 19th, 2019

Nueve formas para que uses menos plásticos

Consigue bolsas reutilizables y no olvides llevarlas al mercado.

 

¿Te estás ahogando en plástico y no sabes cómo liberarte? Quienes ya han eliminado los plásticos de buena parte de su vida afirman que tú también puedes reducir o incluso eliminar tu consumo de plástico drásticamente si cambias algunos hábitos diarios. Empieza con estos nueve pasos.

1. Siempre lleva contigo una bolsa reusable

Esta es la regla número uno de la vida sin plástico. Usa bolsas de tela para el supermercado, el mercado ambulante, la farmacia y a todos los lugares en los que es probable que te den una bolsa de plástico.

2. Busca contenedores de otros materiales

Los envases de vidrio o metal pueden utilizarse para almacenar granos, nueces, harina y otros alimentos, además de detergente para ropa, jabón de lavatrastes y cremas corporales. Pero no te deshagas de golpe de todos tus contenedores plásticos, pues eso genera desperdicios innecesarios.

Las botellas de acero inoxidable son una buena inversión.

3. Arma un kit de viaje

Si tienes juegos de cubiertos de bambú y un plato que no esté hecho de plástico, un popote o sorbete y una botella de agua de acero o vidrio, evitarás recurrir a muchos de los plásticos que son de un solo uso cuando no estás en casa. “Los restaurantes y tiendas en todo el mundo se están acostumbrando cada vez más a que la gente lleve sus propios contenedores”, afirmó Jay Sinha, uno de los fundadores de Life Without Plastic, una tienda en línea.

4. Compra al por mayor

Para evitar acumular empaques de alimentos, compra a mayoreo o a granel en los mercados y, de paso, lleva tus propios contenedores de vidrio para almacenar los productos. Pesa los frascos antes para evitar cargos extras si el cobro es por kilo.

5. Adquiere productos de segunda mano

Es inevitable tener algunos artículos plásticos para el hogar, en especial los electrodomésticos actuales. En lo que fabrican una aspiradora hecha completamente de metal, Beth Terry, del blog My Plastic-free Life, sugiere adquirir productos de segunda mano en internet o una tienda de artículos usados. “Así no compro plásticos nuevos y también evito los empaques”, dijo Terry.

6. Recicla los plásticos “buenos”

Es mucho más probable poder reciclar botellas de plástico transparentes, botellas de champú, contenedores de yogurt, juguetes y contenedores reutilizables de alimentos que cubiertos desechables, el film transparente para alimentos o los vasos y tapas de café para llevar.

7. Viste prendas de fibras naturales

Las fibras sintéticas de las prendas “son un gran problema de contaminación por plástico”, comentó Sinha, ya que contribuyen a la contaminación por microplásticos. Elige prendas de vestir confeccionadas con telas como el algodón, la lana, el cáñamo y la seda.

Los cepillos de dientes de madera son una buena alternativa.

8. Hazlo tú mismo

Ante la existencia de tantos artículos de baño empacados en plástico, Chantal Plamondon, una de las fundadoras de Life Without Plastic, se convirtió en química casera. “Fabricamos nuestra propia pasta dental con bicarbonato de sodio, aceite de coco y aceites esenciales”, dijo. “Hacemos cremas corporales con aceite de coco y de macadamia”.

9. No lo uses

Si tienes que elegir entre el plástico y nada, siempre puedes elegir nada.