Pide Diputado a funcionarios municipales trabajar en armonía

Hay cabildos en los que conflictos e intereses personales impiden trabajar en beneficio de la población, afirmó Alejandro Zairick Morante

Xalapa, Ver.

Las administraciones municipales están por llegar a la primera mitad de su ejercicio constitucional y en algunas existen serios conflictos internos que impiden que los cabildos se consoliden y trabajen en armonía para buscar el bien común de la población, afirmó el diputado local Alejandro Zairick Morante, presidente de la Comisión permanente de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal de la LXIII Legislatura del Estado.

Dijo que al prevalecer intereses personales y conflictos, difícilmente lograrán ofrecer servicios de calidad, así como obras y acciones en beneficio de los ciudadanos.

Puso como ejemplo el Ayuntamiento de Nogales, un Cabildo que no ha podido conformarse de manera óptima, pues la relación entre los funcionarios del Ayuntamiento ha sido muy complicada: “Existen serias diferencias, a pesar de que el Presidente Municipal tiene la voluntad de lograr que se trabaje en equipo y en una misma dirección”.

También hay casos en los que los funcionarios municipales no se han presentado a trabajar o han solicitado al Congreso del Estado que instruya la práctica de una auditoría y hasta intervenir las finanzas públicas, porque no hay transparencia en el manejo presupuestal.

En contraparte, Alejandro Zairick habló de ayuntamientos del Distrito XV, al que representa, que trabajan con buenos resultados, como Ixtaczoquitlán y Orizaba: “Pero cada caso es específico e irrepetible. Lo deseable es que exista armonía en las 212 administraciones municipales y esto permita hacer más eficientes las políticas y la administración pública”.

Expuso que funcionarios de Castillo de Teayo solicitaron suplir al Presidente Municipal, quien no se ha presentado a laborar como resultado de una orden de aprehensión girada por el Juzgado Federal de Distrito, con sede en Poza Rica.

En el caso de San Rafael –continuó– el Síndico Único y un Regidor solicitaron a la LXIII Legislatura local implementar acciones de fiscalización y examinar la contabilidad del Ayuntamiento, mientras que funcionarios de Jilotepec piden una auditoría financiera y técnica de la obra pública correspondiente al ejercicio fiscal 2015.

“Con ese tipo de conflictos y desacuerdos entre ediles no se puede trabajar bien y las consecuencias las pagan los ciudadanos. Los cabildos deben funcionar como una maquinaria bien engrasada y en una misma dirección, y tener bien claro que están para servir, jerarquizar prioridades y siempre buscar lo mejor para la población”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *