Sab. Mar 23rd, 2019

Por Donación Implican a ‘La güereja’, Maria Elena Saldaña en enriquecimiento ilícito de Deantes

Hasta “la gûereja”, la actriz María Elena Saldaña, está implicada en el enriquecimiento ilícito de Gabriel Deantes Ramos.

De acuerdo con la misma defensa, la artista, cuñada de Deantes, donó dinero a la familia de este, con lo que el ex secretario del Trabajo y compadre de Javier Duarte de Ochoa busca justificar la legalidad de su enriquecimiento.

El duartista, acusado de incrementar su fortuna en 58 millones 951 889 pesos con 17 centavos en menos de seis años, justificó el origen del dinero a través de supuestos rendimientos de inversiones bancarias, pagarés y donaciones de fuertes sumas de dinero, entre las que figura una de la actriz compañera de Benito Castro.

Este jueves, durante el desarrollo de la audiencia intermedia previa a la etapa de juicio, la Fiscalía General del Estado (FGE) y Deantes se vieron las caras y se enfrentaron en un duelo de más de 12 horas, donde cada uno sacó a relucir sus pruebas de descargo para presentar en el juicio.

Mientras que Deantes Ramos presentó 119 datos de prueba, la Fiscalía hizo lo suyo con al menos 17 –más 29 en común- donde resalta que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) rompió el secreto bancario y reveló los estados de varias cuentas de Deantes.

Sin embargo, llamó la atención que en todo momento el también ex Oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz, sostuvo mediante su defensa, que su patrimonio proviene de donaciones de grandes sumas de dinero y de rendimientos bancarios.

Uno de los argumentos principales de Gabriel Deantes fue señalar lo que ya había insistido antes; que su padre le heredó 14 pagarés por un monto de 39 millones 193 mil 240 pesos.

Ahora, a unos días de ir a juicio, mientras la Fiscalía General busca la pena máxima para enriquecimiento ilícito -10 años- Deantes busca a toda costa librarse de ser apresado, por lo que dijo también que su dinero proviene de rendimientos de cuentas bancarias e incluso repartió culpas a su propia esposa Laura Guadalupe Saldaña Ramírez, de la que dijo, también recibió donaciones de dinero, una de ellas de su hermana.

La actriz, implicada

El hoy acusado se quedó a un paso de sacar a Veracruz del boquete financiero en el que se encuentra, pues de haber sido Secretario de Finanzas, habría hecho crecer el dinero público de la entidad, como lo hizo con el suyo, al pasar de vender celulares, a ser uno de los más ricos en el sexenio del duartismo.

El nombre de María Elena Saldaña salió a relucir en el dato de prueba 97, que consta de una copia certificada de una donación de 2 millones 500 mil pesos, de parte de la actriz a su hermana.

El dato de prueba hace referencia a una “copia certificada del contrato de mutuo sin interés celebrado entre la C. María Elena Saldaña Ramírez en calidad de Mutuante y Laura Guadalupe Saldaña Ramírez en calidad de mutuario por el numerario de 2,500,000.00 (Dos millones quinientos mil pesos 00/100 M.N)”, que fue celebrado el 21 de mayo de mayo de 2015 y certificado apenas el 28 de junio de este año, un mes antes de la audiencia preliminar de Deantes para el juicio.

Un contrato de mutuo no es otra cosa que un préstamo, sin embargo, al haberse celebrado “sin interés” no obliga a la persona que fue beneficiada a devolver el dinero, con lo que Deantes busca justificar el aumento en el patrimonio de él y su esposa.

Por otro lado, de acuerdo con el dato de prueba 28 presentado durante la audiencia intermedia, la defensa de Deantes pretende demostrar, vía 14 fotocopias simples, la existencia de igual número de pagarés a nombre de su padre Octavio Deantes Mar.

En el dato de prueba 29, busca que sea incluida la copia certificada del contrato de donación de dichos pagarés, a su favor, el 3 de febrero de 2009.

El primero de estos pagarés es por un monto de 1 millón 500 mil pesos; el segundo ampara la cantidad de 947 mil pesos; el tercer pagaré es por 1 millón 464 mil pesos, mientras que el cuarto es por 5 millones de pesos.

El pagaré número seis es de 2 millones 50 mil pesos; el siete es por la suma de 8 millones de pesos; el octavo es por 2 millones 851 mil pesos y el noveno por la cantidad de 6 millones 645 mil pesos.

Un décimo pagaré es por un monto de 5 millones de pesos; el onceavo ampara una cantidad de 1 millón 250 mil pesos; el número 12 es por la misma cantidad, mientras que el 13 es de 1 millón de pesos y el último es por 1 millón 233 mil pesos.

Es decir, Deantes intenta hacer creer al juez de juicio que su incremento desproporcionado se debe principalmente a la donación de este dinero, casi 40 millones de pesos.

Otro de sus argumentos es que Deantes realizó diversas inversiones en la banca y algunas cuentas, cuyo saldo no se reveló, no detectaron movimientos de ingresos o egresos durante años, y el aumento en el monto se debió solamente a los rendimientos que generaron.

Lo anterior intenta sustentarlo en los datos de prueba 47, que ampara la constancia de 12 estados de cuenta de enero a diciembre de 2013, en una cuenta de la institución bancaria Actinver Casa de Bolsa, empresa que ha estado envuelta en escándalos, uno de los más reciente en Puebla, donde los administradores, hoy prófugos, desaparecieron hasta 200 millones de pesos de los inversionistas, al realizar operaciones al margen de la ley en la Bolsa Mexicana de Valores.

Deantes busca que también le acepten el dato de prueba 49, consistente de igual forma en las copias certificadas de 12 estados de cuenta de enero a diciembre del 2013 en el Grupo Financiero Scotiabank Inverlat.

El mismo caso pretende para el dato de prueba 57, para 12 estados de cuenta de enero a diciembre de 2015 en Actinver Casa de Bolsa; el 59, también 12 estados de cuenta de ese mismo año, en Grupo Financiero Scotiabank Inverlat.

De igual forma en el caso del dato de prueba 62, de 12 estados de cuenta de enero a diciembre de 2016 en Actinver Casa de Bolsa, y los 12 en el Grupo Financiero Scotiabank Inverlat, cuyo dato de prueba es el 64.

En todos los casos, Deantes Ramos quiere demostrar que el incremento en los saldos fue producto de sus rendimientos y no de reportes de ingreso provenientes de otra fuente.

Hasta su esposa

Debido a que en las declaraciones patrimoniales se deben declarar también lo bienes del cónyuge, Deantes Ramos no perdió el tiempo y entre sus datos de prueba van varios documentos que tienen que ver directamente con su esposa Laura Guadalupe Saldaña Ramírez.

Así, en el dato de prueba 71 se incluye una copia certificada del contrato de donación de Felipa Ramírez Ramírez, suegra de Deantes, a favor de su esposa, por un monto de 600 mil pesos, efectuado en el 2011.

En el caso de los datos 75, 82, 90 y 96, se incluyen los recibos de las declaraciones mensuales y anuales del patrimonio de su esposa.