Precios mundiales de productos alimentarios se mantendrán a la baja

Los precios mundiales de los productos básicos alimentarios se mantendrán en niveles bajos durante el próximo decenio en comparación con los máximos de años anteriores, según la última edición del informe “Perspectivas Agrícolas” elaborado por la FAO y la OCDE. Este comportamiento esperado ocurrirá por el menor crecimiento de la demanda en economías emergentes y al menor impacto de las políticas en materia de biocombustibles sobre los mercados.

Publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el informe destacó que los precios mundiales prácticamente ya han recuperado sus niveles anteriores a la crisis de los precios de los alimentos 2007/2008.

Indicó que la reposición de 230 millones de toneladas métricas a las existencias de cereales completada durante el último decenio y las abundantes reservas de casi todos los demás productos básicos también deberían contribuir a limitar el crecimiento de los precios mundiales alimentarios. El reporte prevé que la demanda per cápita de alimentos básicos se mantenga estable, salvo en los países menos adelantados. Se cree que el consumo adicional de calorías y proteínas durante el período al que se refiere el informe se obtendrá principalmente del aceite vegetal, el azúcar y los productos lácteos.

En lo que respecta a la carne, no se espera que aparezcan fuentes de demanda nuevas que mantengan el impulso generado anteriormente por China, y esto conllevaría un menor crecimiento de la demanda de este producto. Para 2026, se calcula que la disponibilidad media de calorías alcanzará las dos mil 450 kilocalorías (kcal) por persona/día en los países menos adelantados y superará las tres mil kcal en otros países en desarrollo. Pese a ello, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en todas sus formas continuarán siendo un problema mundial que requerirá un enfoque internacional coordinado.

Se espera que el aumento futuro de la producción agrícola se base principalmente en la mejora de los rendimientos: está previsto que el 90 por ciento del crecimiento de la producción de maíz responda al incremento del rendimiento, y solo el 10 por ciento se deberá a la ampliación de la superficie. En cambio, el crecimiento de la producción cárnica y láctea se apoyará previsiblemente tanto en el incremento del número de cabezas en los rebaños, como en el aumento de la producción por animal.

Se espera una aceleración del aumento de la producción de leche en comparación con el decenio anterior, en especial en India y Pakistán. Según las previsiones, la expansión del sector pesquero se debería principalmente a la acuicultura, y la producción de peces cultivados será la fuente de proteína de más rápido crecimiento de todos los productos básicos de las Perspectivas Agrícolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *