Presidentes municipales deben aplicar el nuevo Reglamento de Tránsito

Sin distinción de siglas partidistas, la idea es garantizar el orden y no tener miedo al “costo político” que eso les pueda generar, afirmó el diputado José Ramón Gutiérrez de Velasco

Xalapa, Ver.

Sin distinción de siglas partidistas, los presidentes municipales de Veracruz deben aplicar el nuevo Reglamento y la Ley de Tránsito y Seguridad Vial, pues como autoridades deben tomar decisiones que contribuyan a garantizar el orden y no tener miedo al “costo político” que eso les pueda generar, afirmó el diputado José Ramón Gutiérrez de Velasco Hoyos.

Como presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la LXIII Legislatura del Estado, reconoció que “los ayuntamientos tienen autonomía para decidir si aplican o no el Reglamento, pero si se resisten, las autoridades deberán asumir las consecuencias del desorden vial, accidentes y el malestar que eso provocaría entre los ciudadanos”.

Dijo que quienes más se quejan de este ordenamiento son conductores a quienes les gusta infringir la ley, que hablan por teléfono o mandan mensajes por su celular mientras manejan: prácticas que aumentan en cuatro veces el riesgo de algún percance.

“Otros inconformes –continuó– son quienes se pasan los altos o manejan ebrios y los taxistas que conducen como locos. Porque los ciudadanos que piden orden no protestan; por el contrario, avalan la normatividad vigente”.

Consideró que a los presidentes municipales les da miedo aplicar el Reglamento porque piensan que tendrá algún “costo político”, que la gente se va a manifestar: “Ellos deben contribuir a poner orden y no es para que les tiemblen las canillas, o la mano, al tomar decisiones que garanticen la seguridad o integridad física de la población”.

A manera de ejemplo, José Ramón Gutiérrez de Velasco citó que en otras partes los ciudadanos se portan bien, porque saben que existen multas que pueden afectar su bolsillo y no pueden evadir las sanciones, “como muchas veces ocurre aquí”.

El Diputado lamentó que existan personas que sin deberla ni temerla son víctima de algún accidente vial, y para que se le repare el daño en ocasiones pasan años. “Lo peor es cuando pierden la vida o sufren alguna afectación permanente. De seguro, con la aplicación del Reglamento se reducirán los percances”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *