Próximo fiscal de Veracruz sólo tiene 2 años de experiencia jurídica

Xalapa, Ver.- Jorge Winckler Ortiz, quien es perfilado a la Fiscalía General de Veracruz, en teoría, sólo cuenta con escasos dos años de experiencia jurídica según indica su cédula profesional, 3810136, expedida en 2015.

El abogado que ha llevado la mayor parte de los asuntos relevantes al gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, como la lucha por la basificación en masa y la defensa de la hora diputada Marijose Gamboa, estudió en la Universidad Nacional Autómoma de México (UNAM).

La ley le prohíbe a los abogados y defensores públicos litigar sin cédula profesional, hacerlo, y ser detectado, es motivo de nulidad.

Sin embargo, según consta en el Registro Nacional de Profesionistas, de la SEP, el ahora Primer Visitador de la Fiscalía tuvo acceso a este documento en 2015, lo que significa que buena parte de la defensa de Marijose Gamboa la realizó cuando su documento estaba en trámite.

Entre los panistas, nadie tiene claro el origen de Winckler en el mundo de los Yunes; simplemente, se dio a conocer manejando diversos casos relacionados con la familia Yunes de Boca del Río, y posteriormente cobró mayor notoriedad al con el caso de la columnista de NOTIVER enviada a la cárcel por Javier Duarte de Ochoa y Luis Ángel Bravo.

Ha trascendido entre panistas y perredistas, que Winckler será el próximo fiscal general, y por ello se encuentra ya en la nómina de ese organismo, ordenando y efectuando el proceso de entrega recepción.

En los corrillos de Veracruz, Boca del Río, y ahora en Xalapa, se le identifica como un abogado de éxito, que ha ganado muchos casos, dueño de un despacho de abogados en Veracruz, desde el cual se han dado importantes victorias.

Pero esos comentarios de los azules, quedan en duda al consultar el sistema de carreras, en donde asienta que cuenta con cédula profesional de 2015 a la fecha, literalmente, dos años.

Al crearse la Fiscalía general del estado, Luis Ángel Bravo Contreras contaba con un currículum con más de 20 años de litigios.

Sin embargo, de muy poco le sirvió esta experiencia debido a que mandó todos los casos importantes al archivo, no investigó nada y actuó como parte de una mafia que se dedicó a hacerse de la vista gorda ante los casos de corrupción de funcionarios públicos y no detuvo a las bandas que han convertido a Veracruz en un estado donde se secuestra, se roba y se desaparece a niños y jóvenes especialmente con fines de trata y explotación sexual.

Él tomó posesión primero de la Procuraduría general de Justicia en la primera mitad del 2014; a los doce meses, tomó el encargo del Fiscal general. En su caso, la SEP indica que tramitó su cédula en 2001, por lo que en cuanto a experiencia se refiere, llevaba más tramo andado que su relevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *