Lun. Jul 22nd, 2019

PROYECTO INOCENCIA

ENERO 21 DE 2019

 

AGRADECIMIENTOS:

A todos los asistentes del evento

Al escritor José León Sánchez

A Rubén Pacheco Inclán

A Juan Hernández, orgullo veracruzano y gran representante de los pueblos originarios de Veracruz

Al diputado Jorge Moreno Salinas por todo el apoyo brindado para llevar a cabo este evento

Al diputado federal Héctor Yunes Landa que me ayudó y a mi familia en uno de los capítulos mas difíciles de mi vida.

A Fidel Kuri Grajales, que mucho tuvo que ver en mi formación en las Universidades de Estadso Unidos y Colombia, principalmente;

A mi gran amigo Lázaro Kanarek

A los medios de Comunicación.

CORRUPCIÓN, IMPUNIDAD E INSEGURIDAD, tres temas que actualmente lastiman a América Latina y por supuesto a México, y por supuesto Veracruz no es ajeno. Pero todos los veracruzanos, absolutamente todos, debemos empezar a dar muestras de que

queremos cambiar tales conceptos. Pero con estrategia, con compromiso, con seriedad, no con simulaciones.

Una de esas líneas de cambio lo constituyen cuatro ejes de trabajo:

* VERDAD

* JUSTICIA

* REPARACIÓN DE DAÑO A LAS VÍCTIMAS

* SEGURIDAD DE NO REPETICIÓN DEL DELITO

“LA DEMANDA CIUDADANA a favor de la democracia no fue, pues, ni una concesión desde arriba, ni un ciego impulso desde abajo; fue, ha sido y seguirá siendo, una cita concertada entre la voluntad política de un pueblo sabio y la voluntad política de gobernantes responsables i

Entramos a un nuevo siglo convencidos de que los tres árboles que le dan fuerza y amparo a nuestra nación -desarrollo, democracia, y justicia- son inseparables: nacen del tronco de una misma aspiración”

Esto dijo Carlos Fuentes cuando recibió la medalla “Belisario Domínguez.

“ Le pido al señor gobernador que se revisen el status jurídico de cada uno de los expedientes de los indígenas recluídos en las diferentes cárceles de Veracruz”

Esto dijo el poeta Juan Hernández, orgullo veracruzano, cuando recibió la medalla -de manos del gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez- y otorgada atinadamente por esta LXV legislatura:

“Aquí siempre soñaba con dos cosas: que me podía fugar porque era inocente del crimen que me habían acusado, y que algún día iba a salir libre.

Yo amaba tremendamente la libertad, yo sentía que algún dia tenía que salir libre porque yo era inocente y sabía que alguin me iba a ayudar para salir de este penal”.

Por la libertad yo hubiese dado una mano y un ojo; quizá las dos manos y tambien los dos ojos”

Esto dijo el escritor José León Sánchez en una entrevista que le hicieron -ya en libertad- cuando volvió a la Isla San Lucas:

Cuántos José León Sánchez hay en cárceles veracruzanas?

Esta petición del poeta Juan Hernández de revisar los casos de esos 534 presos indígenas en las distintas cárceles veracruzanas nos motiva a muchos a sumarnos voluntariamente en el análisis, discusión, valoración, y estrategias legales a seguir de cada uno de los expedientes de esas personas detenidas, para que una vez determinada -colegiadamente- la estrategia a seguir ante el juez de la causa, informarle a cada alcalde donde radique la persona detenida y a sus familiares las acciones legales que se promoverán.

Ya hemos entablado reuniones y, dicho sea de paso, con total disposición de los munícipes de Coatzintla; Raúl Hernández de Tihuatlán y Othón Hernández Misantla, Atzalan, Vega de Alatorre; Paso de Ovejas, Landero y Cos; quienes mostraron total disposición para llevar a cabo y conjuntamente estas aciones legales en beneficio de las personas privadas de su libertad.

Esto es el proyecto “Veracruzano Inocente”.

Proyecto que está basado precisamente en países como Estados Unidos que lo han desarrollado con mucho éxito, un dato, hasta septiembre del año pasado habían liberado a poco mas de 2279 personas de cárceles estadunidenses.

Toda vez que habían reconocido que muchas de esas sentencias erradas fueron dictadas con base en prueba considerada hoy prueba basura, es decir, superada por la prueba cientifica: solo citaré unos ejemplos: sentencias condenatorias que se dictaron tomando como base cientifíca lo que se denominaba El Síndrome del Bebé Sacudido, hoy día no se dicta una sentencia condenatoria mas tomando como base esta prueba.

Hoy gracias a la evolución de la psicologia en el derecho, hoy en Estados Unidos, se pone en libertad a las mujeres que enfrentan un proceso penal o una sentencia condenatoria producto de haber cometido un ilícito a su pareja sentimental derivado de violencia doméstica, pues se ha demostrado que padecen lo que se ha denominado “EL SÍNDROME DE LA MUJER MALTRATADA”.

¿Cómo identificar a una mujer que presenta el síndrome de la Mujer Maltratada?

Puede manifestarse con síntomas corporales o trastornos psicológicos.

1. Viven en la culpabilidad

2. Se consideran fracasadas

3. Padecen temor e incluso pánico ante cualquier tipo de cambio

4. No tiene control sobre su vida

5. Desean que haya una solución magica

6. Abuso de drogas y trastornos de alimentación

7. Problemas ginecológicos

Existen tres fases en este ciclo:

Primero: Está la acumulación de tensión, la que puede durar días, meses o años; aquí el agresor busca tener el control.

Segunda.- Es la agresión, donde comienza el abuso físico por incidentes insignificantes que llegan a tornarse violentos o llegar hasta la muerte.

Aquí la víctima busca ayuda para salir de ese túnel, y acude a un hospital o a la policía.

Tercero.- Muchas mujeres caen en esta fase, la de la reconciliación o arrepentimiento, acción que las impulsa a perdonar a sus agresores, a quitar las órdenes de protección y a albergar la esperanza de que su agresor cambiará.

Esta fase dura muy poco y regresarán al inicio de este ciclo vicioso.

En Veracruz, tenemos detectados algunos casos de mujeres privadas de su libertad en cárceles veracruzanas, y vamos a tramitar la liberación de todas aquellas que probatoriamente sustentadas y a luz de lo que mandata el Código Nacional de Procedimientos Penales demostraremos tal excluyente de responsabilidad penal, y lograr por ende, su liberación.

En que se base el proyecto Veracruzano Inocente:

* En reuniones con todos los alcaldes del estado, para conjuntamente revisar los casos de los avencidados en sus municipios.

* Firmar convenios con todos los abogados organizados o no, de cada uno de los municipios para que nos ayuden a detectar y a analizar legalmente los casos de sus respectivas jurisdicciones.

* Firmar convenios con las universidades del estado para que los estudiantes de derecho puedan formar parte de nuestras clínicas procesales: nos ayuden a revisar los respectivos expedientes bajo las directrices que marcarán los abogados que forman parte del Proyecto Veracruzano Inocente. Es muy satisfactorio informar que la primera Universidad con la que ya tenemos convenio firmado desde el pasado 5 de diciembre es con la Universidad de Xalapa que dirige el rector Dr. Carlos García Méndez.

* Igualmente pediremos firmar convenio con el congreso local para que los abogados que formamos parte del Proyecto “Veracruzano Inocente” nos permitan sugerir o plantear algunas reformas legales necesarias al Código Penal del Estado en lo referente a las sanciones que se deben dar a los falsos declarantes y a los funcionarios de las instituciones

encargadas de procurar y administrar justicia que consientan una detención arbitraria.

Lo anterior deriva que en Estados Unidos la causa principal de sentencias erradas es el reconocimiento erróneo por parte de la policía, esto ha generado diversas reformas legales en ese país para tratar de erradicar tal vicio.

Por ejemplo, en el Estado de California, se estilaba usar para el reconocimiento de sospechoso lo que se denomina Six Pag, esto es, 6 fotografías que se mostraban a la víctima, y el reconocimiento era inductivo; hoy en día las reformas en esta estado son en el sentido que el policía que participa en la detención de una persona no puede participar en el proceso de reconocimiento de sospechoso.

Estos errores legales le cuesta a los Estados Unidos 150 dólares diarios por cada persona que detiene ilegalmente.

Colombia pagó el año pasado 350 millones de dólares a ciudadanos colombianos que detuvo la policía en forma ilegal.

Y en veracruz no pasa nada ante estas arbitrariedades.

Confiamos plenamente en que las autoridades tanto fiscalías y jueces ante quienes presentaremos nuestras respectivas demandas de liberación de los presos indigenas y mujeres que padecen del “Síndrome de la Mujer Maltratada”, ahora si, se rijan por los principios que los obliga EXCELENCIA, PROFESIONALISMO, INDEPENDENCIA, HONESTIDAD, EFICIENCIA, IMPARCIALIDAD, LEGALIDAD, Y OBJETIVIDAD, que pasen de ser mero discurso abstracto y se conviertan en una realidad jurídica.

Apoyadas nuestras solicitudes ademas, en los Tratados Internacionales que asi procedieren, y que son muchos Tratados que nos obligan a acatar sus disposiciones. Asi como lo mandata el tercer párrafo del artículo primero de la Constitución Federal, y lo relativo a lo que se establece en el punto y seguido del 133 de la misma Carta Federal que obliga a todos los jueces del país a acatar tales Tratados a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las constituciones o leyes de las respectivas entidades federativas.

Caso contrario, tendremos que

presentar las denuncias respectivas en contra de los funcionarios que nieguen estos

se seguirán presentando las demandas de juicio politico contra los funcionarios del mas alto rango de cada institución que niegue, o peor aún, que por desconocimiento legal niegue tales solicitudes.

Porque sabemos que actualmente la justicia en Veracruz atraviesa por una severa crisis, el estado de derecho es una ficción.

Así lo dicen los informes serios que en 2018 sitúan a Veracruz como uno de los dos peores estados en la procuración y aplicación de la justicia civil y penal. Ocupamos el lugar 31 en ambas calificaciones.

Urge un cambio de políticas públicas serias en ambas instituciones. Políticas públicas que se entiendan que solo debe ir a juicio el 10% maximo, de las carpetas que se inician en un año; que de ese 10% se ganen los juicios hasta en un 90 %; políticas públicas que le dé mayor fuerza a las salidas alternas; que cuando se proponga un procedimiento abreviado es porque se tienen las pruebas LEGALES suficientes para ganar el asunto; que no use el

procedimiento abreviado para llevar mas inocentes a la cárcel y simular que se está bajando la delincuencia.

Políticas públicas que se basen en que solo deben estar en prisión los que deban estar, y no solo chivos expiatorios, hacer esto sería grave; como tan graves es proteger desde las instituciones a quienes si deberían estar en prisión. En esto se basa ese dualismo CORRUPCIÓN-IMPUNIDAD.

Para aplicar correctamente el sistema de justicia penal adversarial debemos capacitarnos correctamente, debemos saber que hay 4 países en América Latina que tenemos el 95% del ADN del sistema adversarial norteamericano: CHILE, COLOMBIA, PANAMÁ Y MÉXICO. No debemos tropicalizar la reforma penal.

En Veracruz todos, sociedad y abogados debemos exigir que se cumplan con tales bases.

Les paso otro dato: En Colombia hay ya en prisión jueces y magistrados denunciados por corrupción.

El fiscal anticorrupción actualmente está extraditado a los Estados Unidos, acusado, que paradoja, de corrupción.

En Perú, hay magistrados y jueces que ya se encuentran privados de su libertad, pues igual, se han apartado de sus obligaciones que tienen como encomienda.

En Veracruz, si no se cumplen con estos paramétros, debemos actuar igual, pero todos, uno solo no podemos.

Es posible en Veracruz tener una justicia así, que se asemeje a la de los Estados Unidos? Que solo estén la cárcel quienes deban estar? Claro que si es posible, claro que hay capacidad suficiente para desarrollar esas políticas públicas, hay mucha capacidad en los abogados veracruzanos para sacar adelante el lugar donde actualmente se encuentra la justicia veracruzana.

Veracruz no está ya para experimentos ni simulaciones en cuestión de justicia. Ni mucho menos para aprendices del sistema penal adversarial.

En el proyecto Veracruzano Inocente cabemos todos, por eso los convoco a la suma de esta encomienda, necesitamos la asesoría

de todos: empresarios, abogados, líderes sociales, funcionarios, políticos, académicos, absolutamente todos tienen cabida aquí en la construcción de este nuevo concepto de hacer justicia.

¿Cuántos jueces y fiscales veracruzanos tenemos con el mismo espíritu que esos integrantes de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica, que en 1988 decidieron reabrir el caso de José León Sánchez y declararlo INOCENTE DEL CRÍMEN DE LA BASÍLICA?

La respuesta es que muy pocos, pero con esos empezaremos a trabajar.

Pero además una vez cumplidas las primeras excarcelaciones de inocentes organizaremos otro foro, ya con las personas en libertad, junto con sus familias, les pediremos a las autoridades que las mantuvieron en prisión que les pidan perdón a ellas y a sus sus familias.

Asi se cumplirá lo que recientemente se acordó en Bogotá Colombia, el 10 de diciembre, en los festejos de los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, a petición del presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que preside el mexicano Eduardo Ferrer McGregor, donde tuve

oportunidad de asistir invitado por ese país Sudamericano, que son cuatros ejes que debemos observar en el respeto a los derechos humanos:

1. JUSTICIA

2. VERDAD

3. REPARACIÓN DEL DAÑO A LAS VÍCTIMAS

4. NO REPETICIÓN DE LOS ACTOS DELICTIVOS

Solo así, VISIBILIZANDO ESTE PROBLEMA daremos pasos hacia adelante en la consolidación de una verdadera cultura de los derechos humanos. Desterrar la criminalización de la pobreza y la tortura como técnicas de interrogatorio.

Por otro lado es necesario cultivar la paciencia legislativa

A poco mas de dos años y medio de la entrada en vigor del NSJP en todo el país es necesario dejar que la reforma madure. Una involución procesal, sería terrible.

Un proceso penal no es sustituto de un sistema de seguridad ciudadana en términos de prevención, investigación, persecución y reinserción.

Sería un grave error ampliar el catálogo de delitos de prisión preventiva oficiosa; es mejor capacitar correctamente a los operadores del sistema. Estadso Unidos tiene 216 años con este sistema penal; Puerto Rico 116; Chile, 18 Colombia 13.

Por tanto, conviene fortalecer nuestras instituciones de seguridad y justicia antes de desconocer lo ganado y emprender un camino de regreso.

A veces, aplicar dosis exageradas de la medicina que ha curado una enfermedad no logra mas que agravar al paciente, provocándole otra peor. Escribió Fernando Savater.

Albert Camus dejó la sentencia: “En política, son los medios los que justifican el fin, nunca el fin a los medios”

Estimado José León Sánchez, su presencia aquí, en este recinto; y la preocupación y lucha sinceras de don Juan Hernández de la libertad de esos indígenas presos indebidamentenos nos anima a muchos de nosotros como abogados, a decirles a esos familiares que tienen personas privadas de su libertad en cárceles veracruzanas, a las personas inocentes privadas de su libertad, que lucharemos en Veracruz para que esos inocentes, por su libertad no tengan que dar un ojo, o quizá los dos ojos, un brazo o quizá los dos brazos.

No, a ellos los defenderemos todos los que se quieran sumar al programa “Veracruzano Inocente”

Y muy pronto veremos en libertad a muchos “josé León Sánchez”

Y vendremos aquí nuevamente con ellos, con usted, con don Juan, con Rubén Pacheco, a pedirles perdón por esos erroes judiciales, y a decirles que en Veracruz la justicia tendrá un nuevo rostro.