Rajoy sigue imponiendo el rodillo del PP en el Congreso incluso sin mayoría

El Gobierno veta en el primer año de legislatura hasta 34 iniciativas de la oposición y saca adelante medidas como los presupuestos o el techo de gasto.

¿Cómo gobernará Mariano Rajoy ahora que está en minoría? Esta era la pregunta que muchos se hacían después de que el líder del PP fuera investido presidente del Gobierno gracias al apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE. Ahora, tras cumplirse el primer año de legislatura, esta pregunta tiene respuesta.

El Partido Popular sigue imponiendo su rodillo en el Congreso al igual que hacía cuando tenía mayoría absoluta en la Cámara. En los próximos días se cumplirán los primeros 12 meses de legislatura y Rajoy y los suyos han vetado más de una treintena de iniciativas de la oposición o de parlamentos autonómicos. En concreto, 34 vetos.

Estas iniciativas legislativas, según Europa Press, han quedado bloqueadas en el Parlamento, salvo dos: una del PSOE para suspender el calendario de implantación de la Lomce y otra para equiparar las condiciones laborales de los trabajadores de subcontratas. Y no sin polémica. El Ejecutivo vetó ambas proposiciones de ley, pero la Mesa del Congreso decidió seguir adelante. Algo ante lo que el Gobierno no se quedó de brazos cruzados. Ambas están recurridas en el Tribunal Constitucional.

Y es que Mariano Rajoy está aprovechando la capacidad de veto que la Constitución otorga al Ejecutivo para no tramitar, si no quiere, iniciativas que considera que alteran su política presupuestaria, ya sea tanto por aumento del gasto como por disminución de ingresos.

Además de estos vetos, se han aprobado ocho leyes en el primer año de la XII Legislatura y quedan otras 28 pendientes. Según los datos de la mencionada agencia, el Pleno del Congreso ha tomado en consideración otras 25 leyes, 16 de ellas promovidas por grupos parlamentarios, en su mayoría de la oposición, cuya tramitación no termina de avanzar por las sucesivas prórrogas del plazo de enmiendas. Entre ellas, la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como ‘ley mordaza’, la reversión de las limitaciones a la justicia universal o la modificación de las leyes de Indulto y de Secretos Oficiales. Todas ellas muy criticadas por la oposición.

Mariano Rajoy también ha logrado sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2017. Lo hizo con los votos del PP, Ciudadanos, PNV, Foro Asturias, UPN, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Con el ‘sí’ de estos 176 diputados el popular ha logrado asegurarse media legislatura. Pero no ha sido la última alegría del jefe del Ejecutivo.

Además de presenciar desde su escaño cómo fracasaba la moción de censura de Unidos Podemos, Rajoy ha salvado estos días los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública para 2018-2020 y el techo de gasto. El Congreso ha dado luz verde a los ‘cimientos’ de las cuentas públicas para el año que viene con casi el mismo respaldo que las del 2017. Lo único que ha cambiado es que el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, en esta ocasión se ha abstenido.

El PSOE, liderado ahora por Pedro Sánchez, votó en contra del techo de gasto. Algo que no hizo el pasado diciembre cuando, estando el partido en manos de la gestora presidida por Javier Fernández, validó con sus votos los nuevos objetivos de déficit marcados por el Gobierno.

Aún en minoría Mariano Rajoy continúa sacando adelante sus principales medidas, casi siempre con el ‘sí’ de Ciudadanos, y desmonta la tesis de los defensores, en el seno del PSOE, de la abstención en la investidura. Estos socialistas sostenían en su día que abstenerse permitía “gobernar desde el parlamento” y desmontar las políticas del PP de los últimos años. Pero la verdad es que, más allá de alguna que otra derrota parlamentaria, los populares siguen imponiendo su criterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *