Reabren investigación por violación contra Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo en septiembre antes de un partido en Valencia, España. La policía de Las Vegas investiga una denuncia en su contra.

El Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas anunció que reabrió una investigación a partir de un reporte de violación de una mujer que acusa al futbolista Cristiano Ronaldo de haber abusado sexualmente de ella.

La policía publicó un comunicado el 1 de octubre en respuesta a solicitudes de medios para indicar que de nuevo investiga el caso y le está dando seguimiento a información provista por la víctima, aunque no precisó el nombre de ella ni de a quien acusa.

La pesquisa fue reabierta después de que Kathryn Mayorga presentó una demanda en contra de Cristiano Ronaldo en Clark County, Nevada, en la que denuncia que el portugués que ahora juega en Juventus le pagó 375.000 dólares para no mencionar el presunto incidente y que la había hecho firmar un acuerdo de confidencialidad. Los abogados de Mayorga le dieron documentos que respaldan sus dichos a la revista alemana Der Spiegel, que reveló el nombre de la mujer. El equipo legal de Cristiano Ronald calificó la publicación como “rotundamente ilegal”.

En un comunicado, un abogado del futbolista, Christian Shertz, amenazó a Der Spiegel y a cualquier otra organización de que al hacer eco de su reportaje estarían violando la privacidad del jugador portugués.

“El reportaje de Spiegel es rotundamente ilegal. Viola los derechos personales de nuestro cliente, Cristiano Ronaldo, de una manera excepcionalmente grave. Es una publicación de sospechas inadmisible en cuestión de privacidad. Por tanto iría contra la ley reproducir el reportaje. Nos han instruido inmediatamente a tomar todas las acciones disponibles con la ley de imprenta en contra de Spiegel, particularmente el reclamo de compensación por daño moral en un monto que corresponda a la gravedad de la falta, que es probablemente de las violaciones más serias a los derechos personales en los últimos años”.

Schertz, sin embargo, no presentó ningún desmentido directo de las denuncias de violación, aunque Cristiano Ronaldo dijo que eran “noticias falsas” en un video que publicó en Instagram.

Mayorga afirma que el ataque sucedió la mañana del 3 de junio de 2009 en una habitación del hotel Palms Place. Cristiano Ronaldo, quien estaba en medio de una transferencia muy costosa del Manchester United al Real Madrid, habría conocido a Mayorga en un club nocturno de Las Vegas y la habría invitado a ella y a otras personas a su suite.

De acuerdo con la demanda, Mayorga reportó el abuso a la policía y que le hicieron revisiones médicas; se recopiló evidencia con equipo para revisar posibles indicios de violación. Una portavoz de la policía de Las Vegas confirmó que Mayorga presentó un reporte el 13 de julio y que fue examinada, aunque no hizo mención del nombre de la mujer.

El año pasado, Der Spiegel reportó que existía un acuerdo financiero y que tenía documentos —incluida una copia no firmada de ese contrato y una carta de seis cuartillas que Mayorga le escribió a Cristiano Ronaldo— que recibió por medio de Football Leaks, un sitio web estilo WikiLeaks que ha publicado decenas de documentos confidenciales vinculados al deporte. Der Spiegel dijo que contactaron a Mayorga antes de esa publicación, pero que ella se rehusó a hacer comentarios.

En ese momento, los agentes y representantes de Cristiano Ronaldo dijeron que el reportaje era una “ficción periodística” y amenazaron con demandar a Der Spiegel.

El viernes 28 de septiembre, en tanto, Der Spiegel publicó un artículo de seguimiento con la participación de Mayorga y más evidencia documental. Ella le dijo a Der Spiegel que había roto el acuerdo de confidencialidad firmado porque sus nuevos abogados le indicaron que no creían que fuera válido y porque se sintió inspirada por el movimiento #MeToo.

Los nuevos documentos obtenidos por la revista alemana incluyen el reporte del examen médico y correspondencia entre los abogados de Cristiano Ronaldo. El reportaje dice que Mayorga recibió tratamiento en el hospital durante dos horas y que sus lesiones fueron fotografiadas.

La correspondencia con los abogados tiene un cuestionario y respuestas a este presentadas por Cristiano Ronaldo, su cuñado y su primo, que estaban con él esa noche de 2009. De acuerdo con Der Spiegel, hay múltiples versiones de las respuestas al cuestionario. En una de ellas, el futbolista respondió que Mayorga “dijo ‘No’ y ‘Detente’ varias veces” y que “ella dijo que no quería, pero se mostró disponible”. Esas respuestas ya no aparecen en los cuestionarios posteriores.

El abogado de Mayorga, Leslie Mark Stovall, dijo que la queja legal de su clienta, la evidencia física de lo sucedido, el cuestionario y el acuerdo para pactar confidencialidad son evidencia de que los reclamos de Mayorga no son “noticias falsas”.

Stovall también prometió que “publicitará cómo hay ‘solucionadores’ que encubren y facilitan abusos sexuales que cometen los ricos y famosos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *