Ruleta Tuxtleca

Ángel Bravo Martínez
Tavo Pérez, el rival más fuerte!
No es “chilito” pero bien que le arde y en tal sentido “tarjetea” a columnistas “aliado$” para orquestar denostaciones en contra del rival más fuerte y mejor posicionado en las preferencias electorales para sucederlo en la silla de la casa del pueblo de San Andrés Tuxtla, Octavio Pérez Garay.
Este personaje que sí le da valor a su palabra ya le está quedando muy grande a Manuel Rosendo Pelayo, quien con sobrada arrogancia y petulancia ha gritado en cada rincón del municipio que “¡de mi cuenta corre que Octavio Pérez nunca será Presiente municipal, el muy ladino alcalde se cree dueño de la voluntad popular. Que equivocado está.
Al corrupto y hampón edil toda vía no le cae el 20 de que su popularidad está por los suelos y que a quien él apoye y respalde para heredarle el “trono” y sea su tapadera de todo el cochinero administrativo y financiero que tiene, lo harán pedazos en las urnas, a quien Rosendo Pelayo le levante la mano lo estará condenando a la inminente derrota, prueba de ello es que su gordo alfil ya no levantó y ahora se desgarrará las vestiduras para aplicar su plan “B”.
Los “chismitos” que han salido de la propia lengua de Chendo Pelayo, son falsos de toda falsedad, quiere hacer creer a propios y extraños que el joven y talentoso legislador está en Barcelona España, cuando en realidad Tavo Pérez está metido al mil por ciento en sus tareas legislativas y de gestión social en favor de sus representados, son varias las voces populares que a diario surgen en diversos medios, respaldando su trabajo y ubicándolo en recorridos por la zona rural de su cabecera distrital atendiendo y dando respuesta cabal a las peticiones formuladas por la gente, su gente.
Solo al patán de Rosendo Pelayo, se le ocurre seguir pateando a los actores políticos que no están en su equipo, tan solo porque les viene grande en capacidad, el legislador tiene el don de la ubicuidad o es omnipresente, lo cierto es que no se oculta, que está en la agenda de los que ven amenazados sus proyectos políticos con el crecimiento de este joven tuxtleco, motivando la intriga y la calumnia.
Sin duda Tavo se ha dedicado a hacer valer su palabra, haciendo honor al prestigio político heredado por su padre y reforzado por su madre cuando estuvieron en la función pública, buenos o malos, positivos o negativos, gusten o disgusten los resultados obtenidos, la referencia es la que cuenta por parte de la gente.
Y no es cualquier herencia el honor, por eso el joven legislador cumple sus compromisos, y dado que seguirá en funciones hasta noviembre que culmine el periodo para el que fue electo, se ha consolidado como un Diputado constante y presente en cada rincón de su cabecera distrital, lo cual lo pone en la mira de los que ya se rasgan las vestiduras desacreditando anticipadamente una legítima labor de atención a las solicitudes ciudadanas, porque ven con peligro la aceptación que Tavo tiene en la zona rural, lo mismo que en la zona urbana.
A diferencia de muchos ex alcaldes de su natal San Andrés Tuxtla, la familia de Tavo y el mismo legislador, viven en su municipio; cuando no está en sesión de congreso se le ve financiando de su propio sueldo las peticiones de los habitantes de las comunidades rurales demostrando que para el desarrollo social solo falta voluntad.
Sin lugar a dudas Tavo Pérez ha pisado callos y llenado los huecos de poder, acción y gestión que otros funcionarios van dejando, su singular estilo lo posiciona como el diputado que ha vuelto a las comunidades que lo eligieron, ya entrado en funciones, porque anteriormente los aspirantes solo iban a procurar el voto y una vez en el cargo ni el polvo se les ve.
Con Tavo ha sido distinto, y tal vez esa naturalidad con la que se perfila hacia un futuro político más involucrado con la municipalidad, sea lo que ocasione los golpes mediáticos sistematizados y orquestados.
Alta dejará la vara el legislador, con su gestión efectiva y la filantropía que lo caracteriza como diputado.
Sin embargo dadas las últimas noticias, a su sucesor electo, probablemente no le corresponda tratar de superarlo, pues la cosa está que arde y pudiera ser que el suplente de Vicente Benítez, en este caso el “gordo” Roberto Virgen salga de la cuadra del principal proyecto del alcalde en turno, por eso se frotan las manos para que el 5 de noviembre grite en palacio legislativo “¡¡Sí protesto!! Y en tal sentido el diputado electo estaría resolviendo asuntos legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *