Ruleta Tuxtleca

Ángel Bravo Martínez

¡Se calientan las garnachas en aceite frío!

Comenzaron los destapes de los tiradores a conseguir la bandera de un partido político para contender a la alcaldía de San Andrés Tuxtla, unos muy gallones, otros muy vivales y el resto muy débiles y cadavéricos.

Hay quienes ya tienen camino recorrido, la parcela cultivada y la maquinara humana trabajando a todo lo que da para alcanzar el poder administrativo en el 2017, pendejos no son los aspirantes y suspirantes a suceder al hampón de siete suelas Manuel Rosendo Pelayo, saben que el “carguito” representa más de 320 millones de pesos anuales y los negocios sucios con las compañías constructoras, los cotos de poder y mafias entrelazadas con actores políticos encumbrados.

Estaría cañón decirle a usted quien sería realmente la persona justa y honesta, el servidor público con capacidad, visión y vocación de servicio que merezca llegar a la administración municipal, la gente dice que desde hace muchos trienios sus alcaldes han sido unos rateros y saqueadores de los recursos económicos.

Los aspirantes se la van a rifar con el electorado, tendrán que convencer al pueblo de que son la mejor opción, sin valerse del alcalde de marras, ni de agentes municipales, sub agentes municipales y comisariados ejidales, menos de quienes tienen las siglas partidistas y se dicen líderes de sectores, esos fueron rebasados y desplazados por la ciudadanía que supo darle valor a su credencial de elector, marcando la diferencia y la alternancia de poder gubernamental.

Quien sea el abanderado del PRI podría sufrir las de Caín, el pueblo no quiere saber nada, absolutamente nada del tricolor por todas las porquerías en la función pública y las llamadas políticas públicas que han sido todo un lastre para la ciudadanía, aunque claro, en la aldea la gente vota por el más guapo o bella.

Habrá quienes se reencontraran con su gente, con sus grupos y sus cuadros para fortalecer sus estructuras políticas y enfilar con paso firme el proyecto con su propio sello, sin la venia de “padrinos” políticos con representación popular porque estos están completamente desgastados, lejos de beneficiar estarían perjudicando.

Varios estarán en las comunidades, colonias, ejidos, rancherías y barrios ofreciendo espejitos, ofertando fantasías, rociando saliva y hasta comprando cariño con puñados de billetes y… tristemente, solo uno alcanzará su sueño dorado.

Otros solamente se expondrán a la crítica, al reproche, al escrutinio y rechazo de la propia ciudadanía al saber que cuentan con señalamientos de corrupción y deshonestidad en su paso por las dependencias públicas.

Existen quienes han logrado conquistar a los ciudadanos por su arduo trabajo, pasión y entrega al servicio social y con resultados concretos y positivos, a esos se les guisará aparte, quien tenga presencia en el pueblo tendrá esencia con los electores.

Otros de plano estarán dejando el pellejo en los alambrados de la parcela.
También existen los “turistas” políticos, los fantasiosos y volátiles, los que no pacta, no acuerdan, no suman, vamos, no hacen vida social ni política en el municipio, así, para esos, va a estar cabrón y más con los promocionales que sus “sesudos” amigos le hacen en las redes sociales.

La caballada está más que gorda, en el arrancadero figura ya el joven talentoso con sobrada capacidad de servicio Octavio Pérez Garay, con un excelente trabajo comunitario, avalado y reconocido por sus conciudadanos.

El empresario jubilado de PEMEX Silvano Torres Xolio, con sobrado arrastre en las comunidades quien ya dijo que sí va a participar en la próxima contienda para demostrarles a propios y extraños que es un buen activo político.

En la lista también está Divag Díaz del Castillo, aun y cuando no ha dicho esta boca es mía por andar volando en el altiplano y, quien de plano ya asomó todo el cuerpo y se fue hasta la cocina electoral, es el empresario cervecero metido a político que quiere repetir platillo.

¡¡Voy a estar en las boletas electorales del 2017; advirtió ante reporteros Rafael Fararoni!!

Afirma que contrarrestará agravios y que ahora sí tendrá una excelente administración.

Reagrupa a críticos de los medios de comunicación y dijo ser respetuoso de los señalamientos de la PRENSA

Aguantando “vara” y reconociendo los acres y duros señalamientos en su contra, por parte de los reporteros críticos, de la propia ciudadanía y diversos actores de la clase política durante su administración pública municipal, la tarde de éste martes el Ingeniero Rafael Fararoni Mortera, convocó a los representantes de los diversos medios masivos de comunicación para convivir amenamente y celebrar el día de la libertad de expresión en las que sin tapujos advirtió que sí va a buscar nuevamente la presidencia municipal de San Andrés Tuxtla, aun y cuando no dijo que bandera va a ondear, precisó que él va a estar en las boletas electorales del próximo año.

Con su acostumbrado “folklor” lingüístico coloquial sentenció “Aquí estoy y sí voy a buscar nuevamente la presidencia municipal, yo no voy hablar mal de nadie de los que también han sido presidentes, yo voy a estar en las boletas, eso ténganlo por seguro”.

“Tengo una espinita clavada, cuento con el mejor equipo de trabajo y una buena estructura electoral para dar la batalla y eso nos da la pauta para decidirme a volver a buscar la oportunidad de gobernar y trabajar para poder servirles con todo a los diversos sectores sociales que hay en nuestro municipio”.

“En aquella ocasión que fui alcalde entre sin experiencia, sin malicia, sin saber muchos factores, pero ahora sé que estaré mejor cobijado, bien dice el dicho que más sabe el Diablo por viejo que por Diablo”.

De ese calibre la aspiración del empresario cervecero Rafael Fararoni Mortera, quien tampoco se inmuta de lo que vocifera Manuel Rosendo Pelayo, en el sentido de que él se encarga de que ni Silvano Torres, ni Octavio Pérez lleguen a la alcaldía, púes su gallo sigue siendo Roberto Virgen Riveroll, así se encabrone el diputado federal Jorge Carvallo Delfín.

Hay quienes afirman que finalmente el nefasto alcalde de marras terminará vendiendo el proyecto del dos del palacio a su antecesor.

No cabe duda, Rosendo Pelayo está sintiendo el terremoto y no se arrodilla. Soberbia, arrogancia y petulancia a flor de piel. Más detalles en www.jaquematedesdelostuxtla.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *