Rusia reprimirá protestas ilegales antes de elecciones presidenciales

El viceministro subrayó que las fuerzas del orden deben tratar a todos igual y nunca participar en la lucha política, pero deben adoptar medidas contra los infractores de la ley.

El Ministerio del Interior de Rusia advirtió este jueves de que reprimiráduramente” las protestas ilegales y otras violaciones de la ley en vísperas de las elecciones presidenciales de marzo, en las que el jefe del Kremlin, Vladimir Putin, buscará la reelección.

“Estamos totalmente a favor del derecho garantizado por la Constitución y la ley federal de los ciudadanos a celebrar actos, mítines y manifestaciones”, dijo Alexandr Gorovói, viceministro del Interior.

En cambio, agregó, “debemos reaccionar y reprimir con total dureza cualquier violación de dichas leyes”.

Denunció la existencia de elementos interesados en desestabilizar la situación en el país y recordó que el pasado 12 de junio la oposición extraparlamentaria liderada por Alexéi Navalni convocó una protesta con ocasión del Día Nacional en el mismo corazón de Moscú.

“¡Y ahora aún se quejan al Tribunal Europeo de Derechos Humanos!”, lamentó, en alusión a Navalni, quien denunció ayer en dicha corte en Estrasburgo el “acoso” del que es objeto por parte del Kremlin.

Las dos protestas no autorizadas convocadas por Navalni en marzo y junio del pasado año provocaron la detención de centenares de manifestantes, en su mayoría en la capital rusa.

En vísperas de la investidura de Putin en mayo de 2012 y después de que el jefe del Kremlin aprobara una polémica ley contra las manifestaciones políticas, una protesta convocada por la oposición desembocó en violentos disturbios, varios de cuyos protagonistas recibieron varios años de cárcel.

El líder opositor ha convocado una “huelga de votantes” después de que la comisión electoral rechazara su candidatura presidencial, aduciendo que está inhabilitado por tener antecedentes penales.

En respuesta, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, llamó a investigar el llamamiento de Navalni a boicotear las presidenciales del 18 de marzo próximo.

Navalni ha advertido que, en esta ocasión, las autoridades no manipularán los resultados, ya que la victoria de Putin está cantada, sino los niveles de participación, puesto que la abstención en las parlamentarias fue de más del 50 por ciento.

La Justicia rusa ordenó esta semana la disolución de la fundación que gestiona la campaña electoral de Navalni, “Quinta estación”, que se dedica, entre otras cosas, a recaudar fondos para el opositor.

Putin, que ganará las elecciones con un récord histórico de votos, según las encuestas, acusó la pasada semana a Navalni de ser el candidato preferido de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *