Salario mínimo es insuficiente para cubrir necesidades básicas: Cámara de Diputados

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados realizó la encuesta nacional telefónica sobre “Empleo y salario mínimo”.

El salario mínimo en México, que a finales del año pasado subió a 88.36 pesos es insuficiente para satisfacer las necesidades básicas de un jefe de familia, de acuerdo a las respuestas de nueve de cada 10 entrevistados, según la encuesta nacional telefónica sobre Empleo y salario mínimo, del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Economía en San Lázaro, Jorge Dávila, destacó las históricas cifras de creación de empleo formal; sin embargo, admitió que esa circunstancia apenas permitirá al país tener un crecimiento moderado este 2018.

Te puede interesar: Para disminuir índices de pobreza, inflación debe bajar a 3%: Coneval

La medición, agregó el CESOP, arrojó que para el 98 por ciento de los consultados, el salario mínimo no es suficiente para cubrir los requerimientos básicos de un jefe de familia en términos materiales, sociales, culturales y para otorgar educación obligatoria a los hijos.

El estudio indica que el 61 por ciento de las personas respondieron que en su hogar se gana más de un salario mínimo; y el 16 por ciento menos de un salario mínimo diario.

Al ser consultados sobre lo que se puede comprar a diario, con un pago mínimo de 88.3 pesos, el 38 por ciento de los encuestados dijo que “no alcanza para nada”; el 26 por ciento señaló que solo para comprar algunos productos de la canasta básica; el siete por ciento estimó que con esa cifra solo podría comer una vez al día; el cinco por ciento dijo que no alcanza ni para comer; y solo un tres por ciento manifestó que con ese dinero podría comprar la canasta básica un día.

El 72 por ciento opinó que la situación de los trabajadores mexicanos ha empeorado en los últimos tres años; solo 16 por ciento manifestó que ha mejorado mucho o algo; y el nueve por ciento dijo que la situación “se mantiene igual”.

El 53 por ciento de los ciudadanos que respondieron la encuesta estimó que la situación de los trabajadores en México será peor en los dos años siguientes; el 23 por ciento  dijo creer que mejorará y el ocho por ciento que todo seguirá igual.

A la pregunta de si están de acuerdo en implementar una deducibilidad de 100 por ciento a las prestaciones laborales que pagan los patrones, para crear más empleos, el 63 por ciento se declaró de acuerdo; y el 23 por ciento dijo no estar de acuerdo.

Respecto a las posibilidades de conseguir empleo en el último año, el 64 por ciento indicó que estas “empeoraron”, para 20 por ciento mejoraron; y el 10 por ciento no notó un cambio y señaló que todo sigue igual.

El 56 por ciento respondió que en el último año, nadie en su familia perdió el empleo o su fuente de ingresos; lo que si le ocurrió al 42 por ciento de los entrevistados.

La encuesta agrega que, de los consultados, solo 27 por ciento supo que el salario mínimo es mayor a 82 pesos y menor a 100 pesos; el 35 por ciento dijo no conocer el dato real; y 34 por ciento refirió no conocer en absoluto el monto del salario mínimo.

De los participantes, el 45 por ciento indicó que contaba con un trabajo remunerado; el 18 por ciento se dedica al hogar; 14 por ciento dijo que era pensionado o jubilado; y el 14 por ciento se declaró desempleado.

Del 45 por ciento que dijo tener empleo, el 18 por ciento manifestó que su jornada es de ocho horas; el 17 por ciento indicó que su trabajo ocupa de nueve a 13 horas diarias; y el siete por ciento, expuso que trabaja menos de ocho horas diarias.

El 21 por ciento de los sujetos, respondió que los derechos laborales si se respetan en su lugar de empleo; el 10 por ciento declaró que se respetan “algo”; y el 11 por ciento dijo que se respetan poco o nada.

En tanto, el presidente de la Comisión de Economía, refirió que de acuerdo a las cifras oficiales presentadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el 2017 se crearon más de 801 mil fuetes de trabajo formales, 9.5 por ciento más que en 2016.

Aseveró que, de esos trabajos, el 80 por ciento, más de 644 mil, son permanentes, de modo que los empleados podrán contar con prestaciones. De mantenerse el ritmo, agregó, este podría ser considerado “el sexenio el empleo”.

Tras manifestar que esos números indican que el rumbo económico del país es adecuado y establecerá bases para contar con más productividad y competitividad en el futuro,

reconoció que, pese a lo favorable de la situación, el crecimiento este 2018 será moderado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *