Mie. Abr 24th, 2019

Siguen preparativos para el 1 de diciembre; no habrá descortesía con nadie: Delgado

Por parte del equipo de transición, asistió el próximo titular de SRE, Marcelo Ebrard.

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz, encabezó los trabajos para coordinar la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador.

 

En la Cámara de Diputados el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo volvió a reunirse con integrantes del equipo de transición.

Durante el encuentro privado, acudieron el futuro titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard; el presidente del Senado de la República, Martí Batres; y el presidente de la Junta de Coordinación Política de San Lázaro, Mario Delgado, entre otros.

Delgado Carrillo indicó que se están afinando los últimos detalles en la lista de invitados y otros elementos.

Adelantó que este jueves se realizarán algunas pruebas técnicas y electrónicas en materia de acceso al recinto y funcionamiento de los equipos en el Salón de Sesiones.

Aseveró que de acuerdo al informe presentado por el futuro Canciller, quien se encarga de coordinar las listas de invitados, hay más de 20 mandatarios cuya asistencia está confirmada.

Sobre la supuesta “desinvitación” a mandos militares a la ceremonia, decisión que se le atribuyó al Presidente de la Mesa Directiva, el legislador dijo que al parecer se trató de una confusión.

Fue enfático al señalar que no hay ni habrá trato discriminatorio o descortés hacia ninguno de los invitados, en especial los Mandos Militares, que tampoco serán ubicados “donde sea”.

La única restricción que se tiene, es el reducido espacio de la Cámara ante las numerosas solicitudes de acreditación, apuntó.

“Me parece que siempre se trató de una confusión, la verdad es que no tengo información al respecto. Pero de lo que yo pude percibir es que siempre se trató de una confusión. No hay descortesía por parte de la Cámara de Diputados con el Ejército”, recalcó.

A pregunta expresa, dijo que en el Senado podrían estar mal informados respecto a presunta descortesía con los militares de la que se habló en medios de comunicación.

Insistió en que todo invitado tendrá trato digno y que la organización se está llevando acabo de manera puntual para que todo salga muy bien. “No hay ningún tipo de jaloneos ni descortesía para absolutamente nadie”, atajó.

En cuanto a la presencia de agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos portando armas dentro del recinto, expresó que hasta el momento el acuerdo es que no haya ninguna persona armada en San Lázaro.

Con respecto al operativo de seguridad a desplegar en los alrededores del Palacio Legislativo, enfatizó que esa tarea corresponde al gobierno de la Ciudad de México, con el que se trabaja en coordinación.

Sobre la advertencia del grupo parlamentario de Acción Nacional, de posibles protestas durante toma de protesta de López Obrador, por la presencia del Presidente de Venezuela, el líder de la mayoría indicó que se ha hecho un llamado a todas las bancadas, a participar de manera respetuosa en el acto republicano que será observado en todo el mundo.

“Y si algún grupo parlamentario quiere hacer algún desfiguro allá ellos. Claro que no nos van a echar a perder la ceremonia, es una ceremonia muy importante y estamos seguros de que va haber un comportamiento ejemplar y que va salir muy bien la ceremonia”, confío.

Detalló que los presidentes invitados serán ubicados en alguno de los Palcos del Salón de Sesiones, y ahí se lo otorgará un lugar al Ejecutivo venezolano, como a muchos otros mandatarios.

En cuanto al protocolo, recordó que la ceremonia del sábado 1 de diciembre iniciará a las nueve de la mañana, con una sesión de Congreso General, durante la cual, integrantes de cada una de las bancadas fijarán posicionamientos hasta por 10 minutos.

Enseguida se decretará un receso, para que la comisión designada reciba al Presidente saliente Enrique Peña.

También se recibirá con una comisión al Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a fin de conducirlo al Salón de Sesiones y tomarle la protesta de ley.

Se prevé que ya en calidad de Presidente, López Obrador brinde un mensaje ante el Congreso de la Unión e invitados. Aún se desconoce la duración que tendrá su discurso, aclaró.

Añadió que se trabaja en la distribución de los asientos disponibles en San Lázaro para ubicar a todos los invitados, pues hay una gran demanda por acudir al evento.

Respecto al acondicionamiento del desnivel que conecta la Cámara, atravesando la Avenida Congreso de la Unión, con el Centro Histórico y el camino a Palacio Nacional, el coordinador del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), subrayó que será el propio Presidente electo el que decida si toma esa vía para llegar al recinto parlamentario.