Siguientes consultas se apegaran a la ley; costo por NAICM está “fríamente calculado”

 

Operaciones del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texoco

Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, habló sobre las medidas en marcha para dar certeza y confianza a los empresarios que se verán afectados.

 

La consulta sobre el Nuevo Aeropuerto aplicada a petición del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se realizó en circunstancias especiales, y será la última que se haga con esas características, señaló el líder parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la Cámara de Diputados, Mario Delgado.

En medio de las críticas por la cancelación del proyecto en Texcoco y las dudas sobre el costo que tendrá la decisión, el legislador habló de las medidas en marcha para dar certeza y confianza a los empresarios que se verán afectados.

“Que pues fue la última de las consultas bajo estas condiciones, con estas características, bajo estas circunstancias. Todas las consultas ciudadanas que se hagan de aquí para adelante, van a estar sujetas a la ley”, refrendó.

Enfatizó que para el gobierno entrante, en estos momentos de transición, rechazar la construcción impulsada por el gobierno saliente generará costos, pero serán temporales.

Cuestionado respecto al monto por cancelación, señaló que se conocerá con certeza cuando se presente formalmente el Presupuesto 2019, aunque organismos empresariales y los partidos que respaldaban la construcción, calculan más de 100 mil millones de pesos.

Sin ofrecer cifras ni porcentajes aproximados, indicó que los recursos que se había proyectado destinar en el presupuesto 2019 para los contratos de la terminal en Texcoco, se podrán utilizar para pagar por la cancelación de convenios con distintas empresas.

Aunado a que el financiamiento del proyecto en Santa Lucía y la rehabilitación de la terminal en uso, están “fríamente calculados”, para no generar presiones financieras.

“Si ya no va a haber recursos presupuestales para Texcoco, pues es una bolsa que ya no vas a utilizar, entonces esa bolsa puede utilizarse para el tema de la cancelación de contratos. Y en el proyecto ejecutivo de Santa Lucía, también se van a explorar distintas posibilidades de financiamiento, de tal manera que no se tenga una presión en el corto plazo en las finanzas públicas. Entonces ahí, está todo fríamente calculado”, aseveró.

En cuanto a las consultas, Delgado Carrillo afirmó que de ahora en adelante, todo ejercicio se sujetará a la ley en la materia, cuyas modificaciones están en análisis y avanzarán en breve

Lo anterior, para establecer que cada año habrá consultas, hacerlas menos rígidas y restrictivas; y darles carácter obligatorio, aunque ello no implicará sanciones a quienes no quieran participar.

El nuevo modelo de consulta busca hacer efectivos esos ejercicios de participación ciudadana, con mayor  transparencia, certidumbre y apegar a la ley.

Consultado respecto a si el Tren Maya planteado por López Obrador podría someterse a consulta, indicó que si la ciudadanía lo pide y cumple los requisitos, así se hará.

En el caso del propio proyecto en Santa Lucía, indicó que dependerá de los términos en que se ajuste la ley en la materia, se sabrá si los ciudadanos podrán o no someter a consulta ese asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *