Suiza admite que uno de sus cazas se acercó a avión oficial ruso

  • El gobierno suizo aclara que fue una de sus aeronaves de combate y no una francesa la que se aproximó a un avión con parlamentarios rusos y que generó el malestar de Kremlin

GINEBRA, Suiza, oct. 19, 2015.- El avión militar que hoy se acercó a una aeronave con una delegación parlamentaria de la Duma rusa era un caza de las Fuerzas Armadas helvéticas, y no del Ejército del Aire francés, como denunció inicialmente Moscú.

 

El ministerio de Defensa de la Confederación Helvética declaró hoy por la tarde que el aparato, un F/A-18, pertenece a su Fuerza Aérea y que el incidente se produjo encima de la localidad de Bienne, en el espacio aéreo suizo.

 

Moscú anunció hoy que había convocado al embajador de Francia para pedirle explicaciones sobre el incidente ocurrido cuando un caza francés se aproximó “peligrosamente” al avión donde viajaba la delegación rusa.

 

Según el ministerio helvético, “los hechos han ocurrido según el procedimiento normal”.

 

Asimismo, los portavoces del ministerio han recalcado que Rusia no se ha puesto en ningún momento en contacto con las autoridades suizas.

 

La delegación parlamentaria rusa -que se dirigía a Ginebra para tomar parte de la 133 Asamblea de la Unión Interparlamentaria- está encabezada por el presidente de la Duma, Serguéi Narishkin.

 

La Cancillería rusa llegó a afirmar por la mañana que “tales acciones” impedirán que Francia sea elegida como sede de futuras negociaciones y reuniones multilaterales.

 

PARÍS NIEGA IMPLICACIÓN EN INCIDENTE CON AVIÓN OFICIAL RUSO

 

Por su parte, Francia negó toda implicación en un incidente hoy con un avión de una delegación oficial rusa que viajaba a Ginebra, que dio lugar a la convocatoria del embajador francés en Moscú, Jean-Maurice Ripert.

 

Un portavoz del Ministerio francés de Exteriores, al igual que otro del Estado Mayor del Ejército, dijo a Efe que “no ha habido ningún avión francés” involucrado, en contra de lo que afirmaron las autoridades rusas.

 

El portavoz ministerial añadió que “es bastante probable” que el caza que los rusos habían considerado francés sea en realidad suizo.

 

Recordó que, debido a la proximidad del aeropuerto de Ginebra a la frontera francesa, hay protocolos que permiten la intervención de los aviones de uno y otro país en la zona.

 

La Cancillería rusa había convocado al embajador de Francia en Moscú para pedirle explicaciones, al suponer que había sido un caza francés el que se aproximó hoy al avión en el que viajaba en dirección a Ginebra el presidente de la Duma (cámara de diputados), Serguéi Narishkin, junto a otros diputados.

 

La foto que se le mostró a Ripert puso en evidencia que no se trataba de un avión de combate francés, según el portavoz, ya que las Fuerzas Aéreas de Francia no tienen en su flota ese tipo de aparato.

 

Fuentes francesas citadas por la emisora France Info precisaron que se trataba de un caza de tipo F-5 de fabricación estadounidense.

 

La tirantez diplomática entre París y Moscú por la implicación rusa en el conflicto en el este de Ucrania se ha agudizado en las últimas semanas con la intervención militar de Rusia en Siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *