Svetlana Alexievich, escritora bielorrusa, Nobel de Literatura 2015

  • La Academia Sueca premió a la bielorrusa Svetlana Alexievich por su “su escritura polifónica”, que califica de monumento al valor y al sufrimiento de nuestro tiempo

 

CIUDAD DE MÉXICO, México, oct. 8, 2015.- La bielorrusa Svetlana Alexievich, de 67 años, fue galardonada con el Premio Nobel de Literatura 2015. De acuerdo con la Academia Sueca, al hace el anuncio en Estocolmo, el premio le fue otorgado por su “su escritura polifónica, un monumento al valor y al sufrimiento de nuestro tiempo”.

 

“Lograr este premio es algo grande. Es algo del todo inesperado y casi una sensación inquietante. Pienso en los grandes autores rusos como Boris Pasternak”, dijo Alexievich en entrevista telefónica a la televisión pública sueca.

 

En declaraciones a la edición digital del periódico “Svenska Dagbladet”, la periodista bielorrusa se mostró convencida de que el galardón contribuirá a hacer más fácil su situación personal. “Esto significa que ya no les resultará tan fácil a los poderosos en Bielorrusia y Rusia rechazarme con un gesto con la mano”, afirmó a ese diario.

 

Alexievich, la primera periodista distinguida con el Nobel de Literatura, confirmó que acudirá a Estocolmo el 10 de diciembre a recoger el premio.

 

La galardonada es considerada maestra del reportaje literario, género con el que ha retratado la realidad de gran parte de la población de la antigua Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), la tragedia de Chernóbil, la guerra de Afganistán y los conflictos actuales.

 

“El hombre soviético no ha desaparecido. Es una mezcla de cárcel y guardería. No toma decisiones y simplemente está a la espera del reparto. Para esa clase de hombre la libertad es tener veinte clases de embutido para elegir”, afirmó en 2013 al recibir el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes.

 

Nacida en Ucrania, Alexievich es hija de un militar soviético, de origen bielorruso. Cuando su padre se retiró del Ejército, la familia se estableció en Bielorrusia, donde ella estudió periodismo en la Universidad de Minsk y trabajó en distintos medios de comunicación.

 

Se dio a conocer con La guerra no tiene rostro de mujer, una obra que finalizó en 1983 y en la que cuestionaba estereotipos sobre el heroísmo soviético; por su escritura ruda y cruda, el trabajo fue archivado por dos años y vio la luz cuando concluyó el proceso de la perestroika. El estreno de la versión teatral de esa crónica, en 1985, en el teatro de la Taganka de Moscú, en 1985, marcó un hito en la apertura iniciada por el dirigente soviético Mijáil Gorbachov.

 

En su trabajo, la bielorrusa documenta de manera crítica el camino que, desde 1991, han tomado países como Rusia, a cuyo presidente, Vladimir Putin, acusa de llevar a su país al medievo con su “culto a la fuerza”.

 

De su obra en español

La editorial DE Bolsillo publicó en enero de este año la obra Voces de Chernóbil. Crónica del futuro, uno de los trabajos esenciales de Svetlana Alexievich.

 

Este texto documenta las vivencias sobre el trauma que dejó la mayor catástrofe nuclear de la historia de la humanidad, en 1986.

 

En el libro, la autora pone de manifiesto la amenaza que el fallido proyecto soviético representaba para el resto del mundo

 

Tras conocerse el fallo de la Academia Sueca, la editorial Debate anunció que publicará en noviembre La guerra no tiene rostro.

 

Este título es considerado una obra maestra del periodismo de investigación sobre las mujeres que combatieron en la Segunda Guerra Mundial y le costó el repudio de las autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *