La diáspora intelectual que perdió Venezuela y ganó Colombia

Un mural del fallecido presidente Hugo Chávez en una calle del centro de Caracas

BOGOTÁ — En el inventario de desgracias que ha dejado el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela deberá contabilizarse una pérdida irremediable: las crisis económica y política de la Revolución bolivariana han provocado una diáspora de tres millones de expatriados —aproximadamente el ocho por ciento de la población—, que ha dejado hipotecado el futuro del país y en bancarrota sus instituciones culturales.

La amarga situación de los 3000 venezolanos que cruzan a diario la frontera con Colombia ha despertado una enorme solidaridad regional, pero también una preocupación natural en los países de acogida —¿cómo debe prepararse una nación para recibir a tantos desplazados?— y, en ocasiones, un sentimiento antiinmigrante. Para combatir esa tentación xenofóbica, haríamos bien en recordar una de las mayores lecciones de las grandes oleadas migratorias de los siglos XIX y XX: los países que albergaron a los exiliados, migrantes y desterrados —de guerras civiles, hambrunas o gobiernos autoritarios— salieron culturalmente beneficiados.

Mientras las calamidades no cesen en la Venezuela de Maduro, el flujo de migrantes venezolanos seguirá siendo masivo y seguirá siendo un enorme desafío para Colombia y el resto de los países de América Latina. En esa marea migratoria hay numerosos intelectuales, artistas y universitarios. Según un estudio de 2015, realizado entre estudiantes de cuatro universidades de Venezuela, un 88 por ciento de los encuestados tenía intenciones de abandonar el país.

Colombia, el país que ha recibido más expulsados venezolanos, podría ser la heredera intelectual de la Venezuela en exilio. Colombia tiene ahora la oportunidad no solo de dar un ejemplo humanitario, sino de aprovechar para su desarrollo los frutos de la cultura venezolana.

La historia migratoria de la propia Venezuela es un ejemplo: durante la segunda mitad del siglo XX, el país aprovechó la experiencia y talento de las olas migratorias de españoles, portugueses, italianos, uruguayos, chilenos, peruanos, ecuatorianos y colombianos. Gracias a ese influjo de mano de obra calificada extranjera, se crearon las grandes empresas textiles y de alimentos venezolanas y las instituciones culturales florecieron.

Hoy, sin embargo, los cruces de la frontera corren en sentido inverso y somos muchos los venezolanos que trabajamos en Colombia y para ella devolviendo, de alguna forma, mucho de lo que recibimos de la migración que llegó a nuestro país a partir de la década de los cincuenta.

A principios de los 2000, una de las primeras olas de migración de Venezuela a Colombia, trajo a gerentes y técnicos petroleros despedidos por Hugo Chávez de la estatal Petróleos de Venezuela. Estos migrantes altamente especializados impulsaron el despegue de la modesta industria petrolera colombiana, que multiplicó su actividad de 560.000 barriles diarios a 900.000 barriles en 2011. Mientras que la producción petrolera venezolana está en el nivel más bajo de los últimos treinta años, Colombia se convirtió en uno de los mayores exportadores de petróleo a Estados Unidos.

El 1 de noviembre de 2018, un grupo de migrantes venezolanos se dirigía a la frontera entre Venezuela y Perú. 

En una ola migratoria posterior, de 2010 a 2014, llegaron a Colombia numerosos académicos, editores y periodistas que salieron de Venezuela por diferencias ideológicas con el chavismo, un régimen corrupto, autoritario y que ha remplazado la meritocracia por el nepotismo.

El enorme capital cultural de Venezuela fue una de las primeras víctimas del chavismo. En 2001, Chávez develó su política cultural y trazó la hoja de ruta de su revolución: despidió a treinta directivos de las instituciones culturales más importantes. Nombró a nuevos directores de museos, galerías, teatros, editoriales, cines, academias de danza y orquestas sinfónicas que estuvieran “en sintonía con el proceso revolucionario”. Así acabó con la intensa vida cultural que Venezuela había desarrollado desde el siglo XIX.

Los grandes centros culturales de Venezuela, que fueron referencia en toda América Latina, hoy están en la carraplana. El Museo de Arte Contemporáneo Sofía Ímber —que desde 2001 no lleva el nombre de su fundadora— usa el arte para hacer proselitismo, tiene un presupuesto exiguo, no adquiere obras, no se investiga ni se editan catálogos y las exposiciones se basan en las colecciones adquiridas durante su época dorada —la última muestra se titula Camarada Picasso—; de las trece salas solo funcionan un par y muchos de sus curadores y críticos se han jubilado o se han ido del país.

Las editoriales Biblioteca Ayacucho y Monte Ávila Editores dejaron de publicar clásicos y exhiben un catálogo menguado, con tirajes mínimos y una marcada línea ideológica —de sus doce novedades del año, cinco son reediciones, entre ellas, el Manifiesto comunista—; el Teatro Teresa Carreño quedó reducido a la sala de eventos presidenciales cuando Chávez aún estaba vivo, las academias de ballet clásico y danza contemporánea que se presentaban ahí funcionan a medias y con una programación cultural exigua. El Premio Rómulo Gallegos, que llegó a ser una de las citas literarias más prestigiosas de Hispanoamérica, se entregó por última vez en 2015, con el argumento de que no se disponía de los 100.000 dólares que ofrecía el premio. El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional fueron cruciales en la vida cultural latinoamericana y sirvieron como modelos para otros países del mundo. Hoy, aunque El Sistema sigue en pie, se suspendieron las giras mundiales que anualmente hacía la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y, para diciembre de 2017, cuarenta de sus 120 músicos habían emigrado.

Colombia podría beneficiarse del arribo de esa intelectualidad expulsada. Desde que se acentuó la deriva autoritaria del chavismo han llegado editores, como María Fernanda Paz Castillo, Juan Pablo Mojica y Rodnei Casares; investigadores; músicos; curadores —como Nydia Gutiérrez, la curadora jefa del Museo de Antioquia— y promotores culturales, como Gabriela Costa.

Colombia ya ha implementado algunos esfuerzos para sobrellevar este fenómeno migratorio sin precedentes. Uno de ellos fue el Permiso Especial de Permanencia, que se expidió hasta febrero de este año y que permite a los migrantes trabajar por dos años. Hay otros esfuerzos, como la campaña “Somos panas, Colombia” de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), desde donde se toman acciones para evitar la xenofobia, y las universidades del Rosario y el Externado han creado observatorios de la migración venezolana. El conocimiento derivado de sus reflexiones e investigaciones podría servir al gobierno para tomar decisiones mejor informadas. Algunos de los pensadores venezolanos radicados en Colombia ya están siendo parte de esa conversación en torno al éxodo, una discusión pública que enriquece el debate sobre uno de los mayores retos del gobierno de Iván Duque.

Y, cuando la democracia regrese a Venezuela, el país deberá crear una política de repatriación de talentos e incentivar la vuelta de aquellos que se vieron obligados a salir de un país sin futuro. Cuando se erradique el autoritarismo chavista, las mujeres y hombres dedicados a pensar, escribir y crear, serán indispensables para reconstruir la nación que fue por muchos años uno de los foros intelectuales en el continente.

Sendero de Poder

***Y llego el buen FIN, para los veracruzanos….y es que, “estábamos mejor cuando estábamos peor”…
**Erik Aguilar López… pendiente ante las contingencias que se dan en su distrito…
***Ayahualulco; Presidente, Sindica y Regidora, atendiendo a sus Gobernados…
***Román Bastida Huesca, en Vega de Alatorre aprovechando su experiencia para beneficiar a sus Gobernados…

Ayer jueves 15  de noviembre dio el inicio el buen fin, Miguel Ángel Yunes Linares ávido e insistente de creer que dejara un buen Gobierno para la Historia, al fin dejara de atormentar a los Veracruzanos que, esperaron un cambio que nunca llego y a menos de dos semanas de que concluya su mandato al frente de su fallida  administración tendrá que dejar el Palacio de Gobierno ¡Ya!, ¡Ya!, ¡Ya!.
Le cuento a mis dos lectores; cuestionado por reporteros, el aun Gobernador del Estado se digno a llamar la atención a los cuestionamientos del reportero de la Jornada, insistiéndole además de inventarle acción que según él ya cumplió.
Y es que le cuento a mis dos lectores; Pero en realidad que pasa con lo de su palabra empeñada, cuando en todas y cada una de las dependencias que aun comanda y existen un sin número de irregularidades, solo por nombrar a dos SEDESOL  Estatal y Salud, en donde el sin numero de irregularidades fluyen y están a la vista de todos, en SEDESOL por ejemplo la ahora Senadora de la Republica Indira de Jesús González la que allá en la ciudad de los Palacios está a punto de  abandonar al Partido AZUL que la postulo para sumarse a MORENA, aun que en sus tiempos cuando  encabezo SEDESOL Estatal, pudo a través de triquiñuelas, cobrar viáticos inexistentes, y estos por millonarias cantidades acción  que según los enterados se siguen cobrando en esta dependencia ahora bajo la batuta de José Rodrigo Marín Franco, en el Sector Salud en donde despacha el Porteño Irán Suarez Villa, las cosas no cambian mucho, en lo que a irregularidades se refiere bastaría por ejemplo, han solapado un sin número de irregularidades que dejo Ricardo Sandoval Aguilar y su Gavilla irregularidades que para colmo se siguen dando y que a través de esta columna se han mencionado y que recaen en la actuación de Ricardo Sandoval Aguilar que favoreciera Miguel Ángel Yunes con tan solo nunca nombrarlo aun que fue el principal Asesor de Javier Duarte de Ochoa, bastaría con un ejemplo de irregularidades  que ahora mismo está dándose, porque en los hospitales no se supervisa el numero de ropa de hospital que se manda a lavar, en donde dicen los enterados que por órdenes superiores las cantidades pesadas para lavado se duplican para ser facturadas a un costo mayor, bueno es lo que señalan los enterados.
Pero el legado que dejara Yunes Linares va más allá de las irregularidades que saldrán en breve a la vista de la ciudadanía, que como el mismo lo señalo al reportero de la Jornada durante su intentona de regaño , será quien lo juzgue en su actuación, la decepción de los veracruzanos será el mejor veredicto.
Veredicto que ya se vio reflejado a no poder dejar  su mandato a través de su vástago al frente del Poder Ejecutivo de la entidad, lo bueno que dice que hizo, lo podrá juzgar quienes perdieron a un ser querido por la violencia, la que juro y perjuro acabaría en 100 días y ni cosquilla le hiso, aun que dejo un gasto extraordinario en cámaras por toda la entidad  y qué bueno que los Drones los ocupo solo para su seguridad personal, aun que a cambio en su administración de dos años para los veracruzanos dejara el aumento de Ladrones que dieron o están dando como resultado el mayor numero estadístico de aumento en los robos de todo tipo en la entidad.
Si de estadísticas se habla que bien que Miguel Ángel Yunes quien dice y fue aplaudido únicamente por sus zalameros legisladores de esta nueva LXV legislatura, deja un Veracruz más democrático, quizás olvidando la presión que ejerció sobre los alcaldes para que hicieran su voluntad, a cambio de ser atendidos para sus gestiones, el mismo Miguel Ángel que infringiendo la ley y desacatando un juez Federal realizo obra que estaba en litigio como fue en su momento el Hospital del Niño, al menos es lo que rezan los que saben del asunto.
El mejor Buen Fin para los Veracruzanos ya inicio su cuenta regresiva y es precisamente la administración que concluirá el 30 de este mes Miguel Ángel Yunes Linares, quien en estadísticas deja a una entidad acosada por la violencia y con el número de muertos más grande en la Historia de Veracruz adquiriendo la cruda realidad al fin de sus dos años de Gobierno en ser el estado más violento del país y terminando con el mito que se tenía de él de ser el súper policía, deja también un cuerpo policiaco nada digno de confianza y llevándolo a los últimos lugares de confiabilidad en el país.
En fin que sean las autoridades de cualquier índole, las que juzguen las actuaciones de Miguel Ángel Yunes Linares y sus compinches  distribuidos en todas las dependencias que componen su administración, la misma administración que dejara mucho que decir y es que como dicen muchos Veracruzanos, “Estábamos mejor cuando, estábamos peor” …! Al fin!  El Buen Fin para los Veracruzanos llega  ¡ya!, ¡ya!, ¡ya!…
Brechas y Calzadas…
¡Ya te vi!… Muy atento a las gestiones que se traduzca en ayuda inmediata esta el diputado de Misantla Erik Iván Aguilar López, quien asegura estar apoyando a todos los afectados de su distrito afectados por el frente frio que ha dejado sorprendentes resultados de nieve y frio en la sierra Misanteca, no hay duda que cuando se quiere se puede y en Misantla tienen un representante popular que quiere y puede…
¡Ya vites!… En Ayahualulco Fileberto Morales ha estado muy atento y en acciones inmediatas está llevando apoyo a los afectados por el fuerte frente Frio que azota la entidad en especial la zona de Ayahualulco, múltiples apoyos está llevando a todas las comunidades, sin descuidar las otras funciones de su comuna que finalmente están trabajando coordinados dando resultados Presidente, Sindica y regidora en conjunto para beneficio de sus gobernados…
¡No cocol…Sin duda uno de los mayores impulsos que dará el ayuntamiento en Vega de Alatorre será a la llamada industria sin chimeneas, y Román Bastida Huesca es lo que pretende impulsar en este ayuntamiento el Turismo eso sin descuidar los rubros de obra Pública y atención ciudadana para los gobernados, a Román se le ve Gestionando por todos lados demostrando su experiencia adquirida por los años al servicio de la sociedad.

COPARMEX CDMX: RESTABLECER LA SEGURIDAD Y TRANQUILIDAD URGE, PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD DE LA CAPITAL

* Anuncio de la Estrategia para una Ciudad de México Segura y en Paz presentado ayer por la Jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum Pardo, genera expectativas

Ciudad de México, a 16 de noviembre de 2018

Al contener propuestas realizadas por el Centro Empresarial durante la etapa de campaña electoral para el Gobierno de la Ciudad de México e integrar a futuros funcionarios con experiencia, COPARMEX CDMX considera que el anuncio de la Estrategia para una Ciudad de México Segura y en Paz presentado ayer por la Jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum Pardo, genera expectativas para mejorar la gobernabilidad y restablecer la seguridad y tranquilidad para los habitantes de la capital del país y quienes nos visitan de otros estados.

La seguridad y tranquilidad de las personas es factor fundamental para impulsar la productividad y la generación de riqueza, máxime que somos una ciudad con un alto grado de inversión, además de ser un punto destino estratégico para el turismo nacional e internacional. Es preciso lograr un crecimiento de por lo menos 4 por ciento anual, acompañado de empleos bien pagados.

COPARMEX CDMX y sus integrantes en el área de seguridad mantienen su compromiso para colaborar en la elaboración de un diagnóstico real de la Seguridad en la Ciudad de México, además de ver como positiva la propuesta de someter a consulta, en la que sin duda participaremos, de los proyectos de Ley de Seguridad Ciudadana y la Ley del Gabinete Seguridad y Justicia.

Y como establece el punto XV de la estrategia, estamos listos para establecer los protocolos con el fin de coordinar estrategias sectoriales de prevención y atención a delitos de alto impacto a través del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia.

La estrategia dada a conocer ayer recoge algunos de los puntos que COPARMEX CDMX dio a conocer en mayo pasado como parte de un plan integral mediante Los Compromisos con la Ciudad de México, como es, entre otros, el tema de la prevención a partir de la generación de oportunidades que alejen a los jóvenes de los grupos de la delincuencia.

Es generando acceso a derechos en general como educación, salud, vivienda, cultura, deporte, la erradicación de discriminación, el respeto a los derechos humanos y fortaleciendo la solidaridad ciudadana, además del derecho a los jóvenes a la educación, cultura, el deporte, el espacio público y el empleo, anunciados ayer, como podrán irse resolviendo los problemas que alientan la generación de gran número de delitos.

La coordinación con el gobierno federal, de los estados vecinos y las alcaldías mediante procesos transparentes y la utilización de la inteligencia y la tecnología, debe ser real y no sometida a intereses políticos para lograr una verdadera solución a la problemática, que conlleve también la erradicación de la corrupción y el restablecimiento de la paz.

A partir de la proximidad propuesta por COPARMEX CDMX, vemos con ojos positivos que la operación policial se basará en la estrategia de cuadrantes y cercanía con los ciudadanos, además del acompañamiento de la Comisión de Derechos Humanos y la atención de grupos sociales vulnerables.

Hacemos votos, también, porque la dignificación y desarrollo de la carrera policial pasen de la mención a la acción y podamos tener en el servicio a personas contentas y orgullosas de su trabajo, dignos servidores públicos que ofrecerán su mejor esfuerzo porque nuestra ciudad se vea y sea un referente de sosiego ante el panorama de intranquilidad que se vive actualmente no sólo en la ciudad de México, sino también en el resto de los estados.

Invitan a participar en la convocatoria para la medalla Adolfo Ruiz Cortines 2018

* Instalan formalmente la Comisión Especial que habrá de realizar los trabajos para elegir a la veracruzana o veracruzano con mayores méritos para recibir esta distinción.

* Las propuestas deberán ser entregadas en la oficina de la diputada Adriana Esther Martínez hasta las 18:00 horas, del día 27 de noviembre, del presente año.

Xalapa, Ver., 16 de noviembre de 2018

Este viernes 16 de noviembre fue instalada la Comisión Especial para el Otorgamiento de la Medalla y Diploma “Adolfo Ruiz Cortines 2018”, integrada por las diputadas Adriana Esther Martínez Sánchez, presidenta; Montserrat Ortega Ruiz, secretaria; Florencia Martínez Rivera y Andrea de Guadalupe Yunes Yunes, así como el diputado Jorge Moreno Salinas, vocales.

En la reunión, celebrada en las instalaciones del Poder Legislativo, los integrantes de esta Comisión Especial acordaron la adhesión de la diputada Ivonne Trujillo Ortiz, en calidad de invitada, a fin de que coadyuve en los trabajos que este órgano realizará.

De conformidad con los artículos 1, 19, 20 y 21 de la Ley de Premios del Estado y con la finalidad de reconocer a las veracruzanas y veracruzanos, así como a las instituciones que se han distinguido por sus acciones en la participación ciudadana de la sociedad, se emite esta Convocatoria.

De esta manera, se convoca a asociaciones civiles y culturales, clubes de servicio, sindicatos, barras, agrupaciones y ciudadanos en general, para que propongan a él o la ciudadana que consideren con méritos para recibir la medalla y diploma “Adolfo Ruiz Cortines 2018”.

Todo lo anterior, tomando como base lo siguiente: podrán presentar las propuestas hasta el día 27 de noviembre del presente año, a las 18:00 horas.

La propuesta deberá acompañarse de una exposición de motivos y una semblanza. Se entregarán a la Comisión Especial, en la oficina de la diputada Adriana Esther Martínez Sánchez, ubicada al interior del Palacio Legislativo.

La Comisión Especial seleccionará a las tres propuestas que, a su juicio, consideren sean las de mayores méritos. El Dictamen será sometido a la consideración del Pleno, a fin de que éste determine quién será el galardonado.

La medalla y diploma “Adolfo Ruiz Cortines 2018”, serán entregados en Sesión Solemne de la Sexagésima Quinta Legislatura, el día 3 de diciembre del presente año, a las 11:00 horas.

El juicio al Chapo es un juicio a la guerra contra las drogas

Después de su recaptura en Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera fue escoltado el 8 de enero de 2016 a Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO — Una fotografía icónica de 1993 muestra a unos policías colombianos que sonríen junto al cadáver de Pablo Escobar, a quien la revista Forbes había nombrado el narcotraficante más rico del mundo. La imagen fue tomada por Steve Murphy, agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA), quien ayudó a ubicar al capo acusado de ordenar asesinatos masivos en su país. Mientras el suceso se celebraba en Bogotá y Washington, Lee Brown, el entonces zar antinarcóticos de Estados Unidos, dijo que el destino de Escobar debía “servir como ejemplo para las personas que trafican con la muerte y la miseria”.

Veinticinco años después, Joaquín Guzmán Loera —un nuevo supervillano conocido como el Chapo— se encuentra en una corte federal en Brooklyn, acusado de traficar tanta heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas en Estados Unidos que en dos décadas y media obtuvo una ganancia por 14.000 millones de dólares. La infamia de Guzmán, quien escapó de dos prisiones de máxima seguridad en México, lo ubica como uno de los traficantes más célebres de nuestro tiempo, junto con Escobar y Al Capone.

En los años entre la muerte de Escobar y el juicio de Guzmán, que comenzó esta semana, la guerra contra el narcotráfico continuó de manera torpe. Si se considera la captura de capos de la droga y la quema de toneladas de narcóticos, ha sido un éxito deslumbrante. En cambio, si se considera la reducción del número de estadounidenses que mueren por sobredosis o de latinoamericanos asesinados por las ganancias del contrabando de drogas, ha sido un fracaso rotundo.

La Alianza para la Política de Drogas calcula que la lucha contra el narcotráfico les cuesta a los contribuyentes estadounidenses 58.000 millones de dólares al año. Sin embargo, en 2017 se registraron 15.900 muertes por sobredosis de heroína, una cifra récord, así como un alto número de muertes por cocaína, metanfetaminas y fentanilo. En México, se calcula que la batalla entre los cárteles rivales de la droga y las distintas fuerzas de seguridad ha provocado la muerte de más de 119.000 personas en una década. Esa cifra es comparable con las muertes que han causado algunos de los peores conflictos armados en el mundo y es un fenómeno que ha desestabilizado muchas zonas del país.

La mayoría de los capos de la droga que son extraditados a Estados Unidos llegan a acuerdos. Sin embargo, Guzmán se declaró inocente, lo que obligó a los fiscales a presentar un caso en su contra, un juicio que durará meses. Llamarán a testigos, entre ellos sus colegas traficantes, para que expliquen cómo traficaba droga de maneras ingeniosas —como en latas de chiles jalapeños—, sobornaba a funcionarios mexicanos en todos los niveles y planeaba el asesinato brutal de sus enemigos.

Eduardo Balarezo, uno de los abogados defensores de Guzmán, me dijo que interrogará a los testigos y hará énfasis en los acuerdos a los que hayan llegado por testificar, y que cuestionará las tácticas de los agentes de la DEA. En el pasado, los agentes han sido criticados por hacer uso de informantes dudosos e interactuar con narcotraficantes.

Los fiscales podrían probar que Guzmán es culpable de crímenes atroces. Pero también es probable que enfaticen, sin querer, las décadas de fracasos en la guerra contra el narcotráfico y la masacre que ha provocado. También es posible que revelen algunas estrategias de la DEA y los recursos que se destinan a las fuerzas de seguridad mexicanas, que son corruptas. Ante los ojos del mundo, será difícil no preguntarse si el caso de Guzmán es en realidad un juicio a la guerra contra el narcotráfico.

Eso no quiere decir que Guzmán no merezca pasar toda la vida en prisión si el jurado lo declara culpable. Después de cubrir la violencia en México desde 2001, he visto cientos de cadáveres ensangrentados y he escuchado el sufrimiento de muchos de sus seres queridos, lo cual da un panorama del enorme costo de vidas humanas de esta guerra. También los agentes de la DEA arriesgan su vida para tratar de detener esta amenaza.

Sin embargo, que sentencien a Guzmán a una prisión de máxima seguridad no salvará a las familias de ambos lados de la frontera de más sobredosis y más violencia causada por las drogas. Las víctimas merecen algo mejor.

Idear una mejor política para combatir el narcotráfico es un desafío complicado, pero estamos ante una oportunidad histórica. Hace tan solo una década, muchos analistas dijeron que cualquier proyecto de legalización de las drogas era inconcebible. Pero el 6 de noviembre, Míchigan se convirtió en la décima entidad federativa de Estados Unidos en legalizar la marihuana para uso recreativo; Canadá ya la legalizó y México está empezando a adoptar una postura similar.

Quizás nunca queramos que haya tiendas que vendan heroína legalmente, pero, además de la legalización de drogas menos peligrosas, una iniciativa más efectiva podría ser rehabilitar a más adictos. Un estudio de 2015 reveló que casi el 80 por ciento de los estadounidenses que sufrían de un problema de consumo de opioides no estaban recibiendo tratamiento. Los tratamientos de metadona también pueden ayudar a algunos adictos y evitar que sigan financiando los asesinatos masivos al sur del río Bravo.

Una primera medida es reconocer que la política actual contra el narcotráfico está fracasando. Si sigue fallando, dentro de veinticinco años podríamos estar cubriendo un nuevo juicio contra otro capo y contando más historias sobre el dinero que proviene de las drogas, la corrupción de la policía y más cadáveres.

El juicio al Chapo, día tres: historias de sangre y codicia

Los abogados de Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera a su salida de la Corte Federal de Distrito en Brooklyn.

La bala del asesino, que zumbó al pasar por su oreja, tumbó a Jesús Zambada García. No estaba muerto, solo herido. El disparo le dejó una herida roja y profunda en la cabeza.

Zambada, quien había sido emboscado por unos atacantes en una tienda de Ciudad de México, se levantó y comenzó a disparar. En medio de una caótica lluvia de balas, le dio a uno de ellos. El otro escapó.

“Estoy vivo porque la bala no me perforó el cráneo”, dijo el jueves.

Zambada relató ese intento de asesinato durante su segundo día como testigo en el juicio contra su antiguo jefe en el Cártel de Sinaloa, el narcotraficante mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera. Después de testificar el martes sobre los métodos de financiamiento y contrabando de esa organización delictiva, Zambada habló el jueves sobre los aspectos más infames del cártel: su gusto por la violencia y su talento para la corrupción.

Durante casi cinco horas le contó al jurado historias de primera mano sobre las brutales guerras entre los cárteles en México; entre ellas, el momento en que estuvo a punto de morir, en 1994, cuando fue localizado por sicarios del Cártel de los Arellano Félix, uno de los peores rivales del grupo de Sinaloa.

Contó la anécdota con un estilo sórdido que podría describirse como narcogótico. El relato estuvo lleno de referencias a un cardenal católico asesinado, un baño de sangre en un club nocturno de Puerto Vallarta y el asesinato de un traficante competidor que fue derribado por un disparo en el cuello.

“Siempre terminan con muertes”, comentó Zambada sobre las batallas que había enfrentado. “Hay muchos asesinatos”.

Fue la primera vez en el juicio, que se está llevando a cabo con extremas medidas de seguridad en la Corte Federal de Distrito en Brooklyn, que un testimonio se volvió espeluznante. No obstante, la naturaleza violenta de las historias quedó socavada por la actitud indiferente del narrador. Incluso mientras hablaba de su pistola favorita (una calibre .38) y del asesinato de su propio hermano, Zambada parecía relajado, acariciaba su barbilla y hacía girar su silla de manera casual.

Su narración comenzó en los inicios de la década de 1990, cuando Guzmán y sus socios sinaloenses —entre ellos Zambada y su hermano, Ismael “el Mayo” Zambada García— desataron una guerra contra otro par de hermanos, Benjamín y Ramón Arellano Félix, que dirigían un cártel en Tijuana. Los enfrentamientos iniciaron cuando Ismael Zambada dejó de trabajar para ellos y se unió a uno de los más antiguos aliados de Guzmán.

Zambada le contó al jurado que, después de la separación, los hermanos Arellano Félix les cerraron la frontera de Tijuana a los sinaloenses, una orden que Guzmán, testarudo, ignoró. Los hermanos estaban furiosos y, según Zambada, Guzmán intentó vengarse en 1992.

Los fiscales dicen que, en las primeras horas de la mañana del 8 de noviembre de 1992, una banda de asesinos armados pertenecientes a la organización de Guzmán entró a Christine, una discoteca en Puerto Vallarta, sacaron armas de sus abrigos y apagaron las luces a disparos. Según Zambada, esa noche Guzmán había planeado asesinar a Ramón Arellano Félix. Aunque él sobrevivió, murieron algunos de sus sicarios y varios civiles.

Al año siguiente llegó el momento de la venganza para Arellano Félix. En uno de los más célebres homicidios de la historia de México, el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo fue asesinado en 1993 en el aeropuerto de Guadalajara. Zambada afirmó el jueves que Arellano Félix fue el responsable. Testificó que el traficante había asesinado al cardenal por accidente cuando trataba de matar a Guzmán.

Hizo falta una década más para que se acabara ese ciclo sangriento. En febrero de 2002, las autoridades detuvieron a Arellano Félix en la ciudad costera de Mazatlán. Después hubo un tiroteo, y el capo proveniente de Tijuana escapó hacia un hotel, pero, antes de llegar, alguien le disparó en el cuello.

Los funcionarios mexicanos culparon a la policía del asesinato, pero Zambada reveló en su testimonio que el policía que había asesinado a Arellano Félix trabajaba para el Cártel de Sinaloa. Guzmán estaba feliz por la muerte de su enemigo, agregó.

“No hubo nada que le diera más placer que matar a Ramón Arellano”, le dijo Zambada al jurado.

Antes de relatar sus historias sangrientas, Zambada confesó un crimen más: cada mes, durante más de una década, había pagado personalmente 300.000 dólares en sobornos a una plantilla de funcionarios mexicanos. Como recolector financiero del cártel, Zambada admitió haber sobornado a oficiales militares, a las policías municipal y federal, a las autoridades de los puertos marítimos y los aeropuertos, a los funcionarios de la procuraduría general e incluso a representantes de la Interpol.

También dijo que esos pagos ilícitos fueron particularmente útiles cuando Guzmán escapó de prisión en 2001, oculto en un carrito de lavandería. En colaboración con su hermano, Zambada ayudó a que el capo burlara a sus captores coordinando el uso de un helicóptero que lo transportó a un lugar seguro.

Según Zambada, en cuanto Guzmán estuvo fuera del alcance de las autoridades, él y su hermano condujeron a su jefe al centro de Ciudad de México, el territorio que el testigo controlaba en nombre del cártel. Había organizado que la policía los escoltara, pero Guzmán de pronto se puso nervioso cuando una patrulla y una motocicleta frenaron repentinamente.

Zambada intentó calmarlo. “Le dije: ‘No te preocupes’”, le contó al jurado. “Esta es nuestra gente. Están aquí para protegernos”.

Una gira para aprender sobre la pobreza… en la quinta nación más rica del mundo

El experto de Naciones Unidas visitó centros de capacitación laboral y bancos de alimentos como al que acude Denise Hunter (de lentes).

Inglaterra — En un banco de alimentos de una zona deteriorada del noreste de Inglaterra, una madre desempleada y su hijo adulto tuvieron hace poco una mañana poco común. Denise y Michael Hunter normalmente acuden para tomar una taza de té con los voluntarios, poder tener una comida decente y, algunas veces, para llevarse uno o dos paquetes de alimentos.

Sin embargo, este día, los Hunter compartieron una reunión de té con un invitado inesperado: el relator especial de Naciones Unidas sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, Philip Alston, quien llegó con sus cuatro asistentes, dos cámaras de televisión, una decena de periodistas y el sacerdote de la localidad.

“Es como si fuéramos de la realeza o algo así”, comentó Denise Hunter, de 57 años, con el rostro radiante.

Era el tercer día de un recorrido de dos semanas de Alston por el quinto país más rico del mundo: una ajetreada misión de 3000 kilómetros a lo largo de algunos de los distritos más pobres del Reino Unido. Visitó bancos de alimentos, centros de formación laboral, caridades y ministerios gubernamentales en las principales ciudades británicas para estudiar por qué una quinta parte de los británicos está en el nivel de pobreza pese a que, a nivel general, se registran aumentos en el empleo y crecimiento económico.

Los relatores especiales sobre la pobreza extrema tienen el encargo de visitar e investigar los países con altos niveles de carencias para luego informar a las Naciones Unidas sobre sus hallazgos. Históricamente, han pasado la mayor parte de su tiempo en los países con zonas muy vulnerables. De hecho, el viaje de Alston al Reino Unido es apenas la segunda misión que emprende un relator sobre la pobreza a un país de Europa occidental; la otra fue a Irlanda en 2011. El relator también ha visitado Estados Unidos dos veces desde el 2000.

“Desde luego, hay algo extraño en esto”, señaló David Gordon, director del Centro Townsend para la Investigación Mundial de la Pobreza en la Universidad de Bristol, quien se reunió con Alston el segundo día de su recorrido. “Cuando pensamos en los relatores especiales sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, pensamos que visitan África subsahariana o Haití. No se espera que vayan al Reino Unido”.

No obstante, para Alston el Reino Unido en la actualidad es un lugar lógico para una visita y no solamente porque ahí han aumentado la pobreza infantil y la utilización de los bancos de alimentos.

Después de haber sido pionero del Estado de bienestar a finales de la década de 1940 y tras la privatización en los años ochenta, el Reino Unido de la década de 2010 se ha convertido en el principal laboratorio del mundo para las políticas de austeridad. En respuesta a la crisis financiera de 2008, en el mundo pocos partidos gobernantes han reducido al Estado durante tanto tiempo y con tal júbilo ideológico como el Partido Conservador.

“El Reino Unido fue líder mundial en temas de seguridad social después de la Segunda Guerra Mundial, fue líder mundial en la privatización a gran escala y ahora mismo es líder mundial en la austeridad autoimpuesta”, señaló Alston en entrevista cuando iba a bordo de un tren por el noreste de Inglaterra, en un momento de descanso en su agenda. “Y por lo tanto, es un importante caso de estudio para entender mejor las implicaciones de un proyecto de austeridad”.

 Philip Alston es el relator especial para pobreza extrema y derechos humanos de las Naciones Unidas.

 Denise Hunter y su hijo Michael en una reunión con Alston

Desde 2010, el gobierno ha implementado recortes por más de 39.000 millones de dólares; ha congelado o reducido las prestaciones sociales, los subsidios a la vivienda para las familias y los discapacitados, además de haber disminuido los servicios para jóvenes y niños, así como el financiamiento para las autoridades locales. Tales reformas técnicas, realizadas con ciertos tropiezos, también han hecho que se retrasen los pagos para las familias con dificultades; miles de ellas se han visto obligadas a contraer deudas innecesarias y se han atrasado en el pago de sus rentas.

Aquí, en el banco de alimentos del extremo oeste de Newcastle, una construcción de un piso donde los miembros del personal reparten cerca de trescientos paquetes de alimentos a la semana, los residentes locales terminaron por hacer fila para contarle a Alston la manera en que las reformas los habían puesto en aprietos.

Newcastle es una de las ciudades en las cuales Alston investigó los efectos de la austeridad.

Denise Hunter era una de ellos. Hasta hace un año, Hunter y su esposo se habían mantenido a flote gracias al dinero que ganaba su marido pintando figuritas de juguete. Pero después de que él sufrió una enfermedad grave, se vieron obligados a solicitar asistencia social.

Sin embargo, debido a varios problemas documentados con Crédito Universal, el nuevo sistema de prestaciones sociales de los conservadores —como el que personas con exactamente los mismos ingresos bajos reciben montos muy dispares de asistencia—, la difícil situación de los Hunter ha empeorado. Casi todos los nuevos beneficiarios del Crédito Universal deben esperar unas seis semanas para recibir su primer pago, lo que obliga a contraer deudas a quienes no tienen ahorros. Los Hunter no fueron la excepción.

Sin ingresos, los Hunter inmediatamente se retrasaron en el pago de la renta; no pudieron pagar la electricidad, la comida ni la calefacción. Es solamente gracias a la generosidad de su casero que no han sido desalojados, y la única manera en la que pueden alimentarse es en el banco de alimentos.

“No podríamos sobrevivir sin el banco de alimentos”, comentó Denise.

Una familia afuera de un banco de alimentos en Newcastle 

A fin de evitar mayores recortes a los desembolsos que reciben del Crédito Universal, Denise debe proporcionarle información al gobierno con regularidad, vía internet, acerca de qué está haciendo para encontrar trabajo.

Pero debido a que ella no puede costear un celular ni una conexión a internet desde su casa, a veces solo puede enviar esa información cuando visita la biblioteca principal de la ciudad. Como tampoco puede pagar la tarifa del autobús para ir allí, tiene que caminar 5 kilómetros, un largo trayecto de ida y vuelta que le resta tiempo para buscar empleo. Debido a los recortes gubernamentales, las bibliotecas que están más cerca de su casa han cerrado o han reducido sus horarios y servicios.

En marzo, Denise fue hospitalizada con un padecimiento cardíaco y no pudo actualizar sus datos en línea: le suspendieron los pagos por tres meses; eso la obligó a contraer más deudas, comentó.

“Es tremendo”, afirmó. “No sabemos a quién recurrir”.

La situación de Denise Hunter está lejos de ser la única, a decir del personal del banco de alimentos de Newcastle. En los últimos seis meses, se ha incrementado en una quinta parte la demanda de paquetes de comida.

En este banco de alimentos de Newcastle se reparten trescientos paquetes cada semana.

A nivel nacional, la cantidad de paquetes de alimentos distribuidos por la fundación Trussell Trust, la red de bancos de alimentos más grande del Reino Unido, aumentó a más de 650.000 a mediados de 2018, casi el doble de los 350.000 distribuidos durante la misma temporada en 2013.

Según el Grupo de Atención a la Pobreza Infantil, un órgano de control independiente, con los cambios en las prestaciones sociales, las familias que dependen de ellas ahora son 2700 dólares más pobres.

Además, aunque el desempleo se ha reducido a más de la mitad con los conservadores, los salarios se han estancado y la cantidad de familias trabajadoras que han caído en la pobreza ha aumentado.

Cuando Alston visitó una biblioteca en Newcastle para reunirse con más familias, Tracey Whitenstall, de 41 años, estaba en la fila para hablar con él. La vida de la madre soltera con tres hijos se vio afectada cuando fueron transferidos al nuevo sistema de bienestar, el Crédito Universal: un error administrativo causó que los pagos a la familia se retrasaran por diez semanas y tuvieron que endeudarse.

El hijo adolescente de Whitenstall no pudo ir a la escuela durante todo ese tiempo porque no podía costear la tarifa del autobús. Es de los 600.000 menores de edad que se calcula que han caído por debajo del nivel de pobreza desde que se implementaron las reformas del Partido Conservador; el Instituto de Estudios Fiscales, una firma de análisis independiente, cree que la tendencia de pobreza entre niños continuará.

La situación muy probablemente empeorará con el brexit, programada para marzo de 2019.

Alston, reunido con el personal y beneficiarios de una organización benéfica en Newcastle

No obstante, la pobreza es un tema complejo y controvertido en el Reino Unido, donde las diversas cifras sobre carencias son muy contrastantes. Algunos observadores se mostraron escépticos acerca de que la visita de Alston fuera necesaria.

A pesar de que la pobreza infantil ha aumentado considerablemente en los últimos años, los niveles de pobreza en general se han mantenido bastante estables o incluso han disminuido ligeramente; esto se debe en parte a que han caído los niveles de pobreza entre personas jubiladas de los años ochenta a la fecha. En 2017, la Fundación Joseph Rowntree, un grupo de investigación de la pobreza, clasificó a 1,5 millones de personas en situación de desamparo o de extrema pobreza, pero esa cifra fue una cuarta parte menor que el número registrado por el grupo en 2015.

Si Alston termina por vincular la pobreza con las políticas gubernamentales de prestaciones cuando presente su reporte el 16 de noviembre, “solo complicaría las cosas”, aseguró Edward Davies, director de políticas en el Centro para la Justicia Social, un grupo de investigación fundado por Iain Duncan Smith, el ministro conservador que condujo las reformas. “En este país existe un debate sobre la reforma para la asistencia social, y lo que yo temo es que él se enrede en eso”.

Alston mencionó que mantiene una mente abierta. En varias reuniones en Newcastle, evitó hacer preguntas tendenciosas y, con frecuencia, hizo de abogado del diablo con las personas que culpaban al gobierno.

Esa noche, mientras se dirigía en tren al norte de Escocia, Alston dijo que no sacaría conclusiones hasta que publicara sus hallazgos preliminares el 16 de noviembre. “Me han dicho: ‘Vamos, seguro tenías un borrador antes de venir aquí’”, precisó. “Pero en cada misión siempre me he preguntado después de unos días, ‘¿Qué demonios voy a decir?’”.

 Unos 600.000 niños han caído al nivel de pobreza en el Reino Unido desde que el Partido Conservador impuso sus reformas. 

Nazaré, la meca de los surfistas extremos que le temía a sus olas gigantes

Durante siglos, Nazaré fue un pueblo costero tradicional en el que pescadores portugueses enseñaban a sus hijos a evitar las enormes olas que impactaban los acantilados cercanos.

Portugal — En el mercado de la antigua aldea pesquera de Nazaré, los pensionistas portugueses compraban fruta y vegetales. Los pescadores retirados charlaban mientras bebían café y un surfista estadounidense poseedor de varios récords mundiales disfrutaba de un batido de pepino y apio.

Se trataba de Garrett McNamara, un hawaiano de 51 años que hasta hace poco poseía el récord mundial de la ola más alta jamás surfeada. Durante gran parte de su vida jamás había visitado Europa e incluso tuvo que tomarse su tiempo para ubicar a Portugal en un mapa.

“Jamás lo imaginé”, comentó McNamara, que practicaba surf en el océano Pacífico. “Portugal jamás fue un destino en mi mente”.

Durante siglos, Nazaré fue una ciudad costera tradicional donde los pescadores les enseñaban a sus hijos a evitar las grandes olas que rompían en los acantilados cercanos. Sin embargo, a lo largo de los últimos ocho años, esas mismas olas han convertido a este lugar en un destino inusual para los surfistas extremos como McNamara, sus fanáticos y las empresas internacionales que patrocinan a los atletas.

 Los pobladores de Nazaré ponen a secar pescado en la playa. 

Las olas, que tienen la altura de un edificio de diez pisos, son provocadas por un cañón submarino —a 5 kilómetros de profundidad y de 201 kilómetros de largo— que termina de manera abrupta justo antes de la costa de la ciudad.

Cuando McNamara vio por primera vez los muros gigantes de agua en 2010, “fue como encontrar el Santo Grial”, dijo. “Había encontrado la ola que siempre se mueve”.

En lo alto del fuerte del siglo XVII de la ciudad, los turistas ahora observan las tablas de surf que se encuentran a la venta en el mismo lugar donde la policía solía almacenar redes de pesca confiscadas. En la bahía, los conductores profesionales prueban nuevas motos acuáticas, a unos cuantos metros de donde los aldeanos ponen a secar pescados en la playa. En el puerto, los surfistas rentan almacenes al lado de los muelles donde los pescadores descargan la pesca del día.

“Es una mezcla muy interesante de historia y tradición, además de una comunidad de surf”, comentó Maya Gabeira, quien tiene el récord por ser la mujer que ha surfeado la ola más alta, algo que logró en Nazaré en enero pasado, y quien ha vivido en la ciudad desde 2015. “No dominamos aquí”.

La dinámica constituye un cambio de marea tanto para el mundo del surf de altura, cuyos miembros históricamente han preferido practicar el deporte en Hawái y California, como para los diez mil aldeanos de Nazaré, quienes estaban acostumbrados a ser los únicos en la costa durante el invierno.

Los hoteles y restaurantes del poblado solían vaciarse en septiembre; ahora tienen huéspedes todo el año. 

La historia de cómo sucedió cambia según la persona que la relata.

Para Dino Casimiro, profesor local de deportes, la historia comienza en 2002, cuando él y un grupo de amigos fundaron un club para ayudar a popularizar los deportes acuáticos entre los lugareños, además de promocionar las olas de Nazaré entre los extranjeros.

Para el exalcalde Jorge Barroso, el punto de inflexión fue en 2007, cuando dio permiso a Casimiro de organizar una competencia de deportes acuáticos en la playa que se ubica más al norte —y es la más mortífera— de las dos que hay en la ciudad.

Por último, para Walter Chicharro, alcalde actual de la ciudad, la historia comienza poco después de su elección en 2013, cuando destinó más dinero a la promoción y la profesionalización del entorno del surf en la ciudad.

Sin embargo, el parteaguas ocurrió en 2010, cuando McNamara finalmente aceptó una invitación de hacía cinco años por parte de Casimiro para venir a Nazaré y probar las olas que rompen en la playa norte de la ciudad.

Para todos los involucrados, estas eran aguas vírgenes, literal y metafóricamente. McNamara no solo nunca había visitado Europa, sino que los aldeanos, muchos de los cuales conocían por lo menos a una persona que había muerto en el mar, jamás habían considerado que sus olas altas fueran un lugar apto para nadar, menos para surfear.

Océano

Atlántico

PORTUGAL

Nazaré

ESPAÑA

Lisboa

80 KM

Quienes practican el bodyboarding, como Casimiro, desde hace mucho han probado su suerte. No obstante, se pensaba que era imposible surfear ahí, sobre todo en invierno.

“Pensé que estaba loco”, dijo Celeste Botelho, la propietaria de un restaurante que dio comidas subvencionadas a McNamara y su equipo a lo largo del invierno de 2010. “Considerábamos que esa playa era salvaje”.

Botelho incluso evitó encariñarse mucho con McNamara y su familia: temía que se ahogara pronto.

McNamara fue meticuloso en su preparación y pasó todo ese invierno estudiando el ritmo del oleaje y los contornos del lecho marino, a veces con la ayuda de la marina portuguesa.

Un año más tarde, en 2011, McNamara estaba listo para surfear las olas de Nazaré en alguna zona cercana a sus cúspides. Aquel noviembre, conquistó una ola de casi 24 metros, por lo que rompió un récord y Nazaré se convirtió en un nombre reconocido en todo el mundo del surf.

Durante los últimos ocho años, las enormes olas han atraído a surfistas extremos como Garrett McNamara, quien aquí aparece con su hija. 

Los turistas comenzaron a venir en grandes cantidades a finales de 2012, ansiosos de ver las olas más altas del mundo. Antes, los hoteles y restaurantes de la ciudad se vaciaban en septiembre. Ahora tenían clientes todo el año.

El surf es un gran negocio en Nazaré, con comercios desde escuelas de surf hasta tiendas de recuerdos.

Cuando Paulo Peixe fundó la Escuela de Surf de Nazaré, poco después de que McNamara rompió el récord mundial, los surfistas eran considerados como “chicos a los que no les gusta trabajar”, comentó Peixe. “Ahora es distinto. También existe la idea de que surfear es genial”.

Botelho, al inicio temerosa del proyecto de McNamara, ahora le puso su nombre al menú de su restaurante. La ciudad ha sido anfitriona de un festival de cine con temática de surf, mientras que la Liga Mundial de Surf, el organismo gobernante del surf, sostiene competencias con regularidad aquí.

McNamara surfeando cerca de la costa de Nazaré en 2013 

“No creo que haya ningún otro lugar en el planeta en este momento que sea una zona de surf de olas grandes tan popular como Nazaré”, comentó Tim Bonython, creador de documentales legendario en el mundo del surf que hace poco compró una casa en la ciudad.

Por lo menos veinte surfistas se encuentran en Nazaré en cualquier semana del invierno portugués, estimaron varios funcionarios y surfistas. Los atrae no solo la altura de las olas, sino su regularidad: las grandes oleadas llegan a Nazaré durante periodos atípicamente largos del año.

“Es muy consistente”, comentó David Langer, un surfista estadounidense que se mudó aquí en 2013. “Literalmente es diez veces más activo que cualquier otro lugar con grandes olas”.

Algunos surfistas de altura aún no están convencidos. Las olas más grandes aquí son tan altas que es difícil abordarlas sin que una moto acuática los impulse hacia ellas. Los puristas prefieren remar hacia las olas sin ayuda, comentó Bonython.

Además, hay un riesgo. Todas las olas grandes son peligrosas, pero Nazaré es particularmente impredecible.

“Las olas son distintas de las que se encuentran en cualquier otro lugar”, comentó Andrew Cotton, quien se rompió la espalda en Nazaré el año pasado. En otros sitios de grandes olas, comentó, siempre rompen en el mismo lugar, “y siempre hay una zona segura y otra de impacto”, agregó. Mientras que en Nazaré “están por todas partes”.

Una clase de surf en Nazaré. Las olas han brindado un gran auge a la economía del poblado.

La ciudad ahora se ha acostumbrado tanto a la presencia de los surfistas y los negocios que generan, que incluso los pescadores locales, que a veces se disputan el espacio en el agua con los surfistas, generalmente se muestran amables con ellos.

“Los surfistas tienen una relación distinta con el mar”, comentó Joao Carlines, un pescador retirado que ahora se dedica a secar pescado en la playa. “Sin embargo, estoy feliz de que la ciudad se haya vuelto conocida por el surf, porque eso significa que habrá turistas en invierno”.

JAVIER SOLANA ADVIERTE PAPEL FUNDAMENTAL DEL EMPRESARIADO PARA LOGRAR NUEVO PACTO SOCIAL

* Destacó que “hay una relación muy directa entre la crisis económica de 2008 y la aparición de los populismos”.

Ciudad de México, a 15 de noviembre de 2018

El populismo de izquierda y de derecha han resurgido hoy en el mundo globalizado porque los estados fueron incapaces de gestionar la crisis económica de 2008, con ella se abandonó el aliciente de seguir cooperando de forma global, se empoderó el nacionalismo, tampoco se tuvo respuesta ante la disrupción tecnológica y quienes quedaron en el abandono económico, han sido aprovechados por los populistas para tenerlos como su base social fundamental.

Ante este panorama expresado por Javier Solana en el marco del Encuentro Empresarial COPARMEX 2018 que se realizó en la Ciudad de México, el ex ministro del Gobierno Español de Cultura, de Educación y Ciencia y de Asuntos Exteriores y Secretario General de la OTAN de 1995 a 1999, advirtió que el papel de los empresarios como parte integrante y fundamental de la sociedad civil buena, tienen un papel “mucho más relevante que nunca” para, en un nuevo pacto social global, dar forma a la nueva sociedad que emerja.


Durante su intervención en el evento organizado por la COPARMEX CDMX, encabezada por Jesús Padilla Zenteno, el político hispano, quien se dice “hijo de la Ilustracióin”, se lamentó porque hemos llegado a estas alturas del siglo XXI, que empezó esperando que iba a dar grandes frutos, y hoy estamos “preguntándonos cómo hemos fracasado tanto y tenemos que volver a hacer una reflexión sobre lo fundamental”.


Agregó que esos valores de la Ilustración “están decayendo no porque haya otros valores que los sustituyan, sino porque aquellos países y aquellos ciudadanos del mundo que debieron haberlos defendido, no sólo no los han defendido, sino que los han pisoteado” y señaló hacia el norte de nuestro país, antes de exclamar: “.¿Cómo los Estados Unidos pueden tener un presidente que es lo más lejano que uno podía imaginar a algo que tenga que ver con la Ilustración, a algo que tenga que ver con los valores morales, y con los valores cívicos con los que hemos soñado tanto tiempo?


Asimismo, señaló que en Europa otro país “con tradición anglosajona como Inglaterra (…) ha decidido romper una organización como la Unión Europea” con el llamado Brexit, en el momento en que el mundo está tratando de ser más común, de unirse y cooperar más. 


Para quien fue ministro del gobierno de izquierdas encabezado por Felipe González, el día de hoy “estamos casi casi a empezar otra vez a defender los grandes valores que nos habían hecho tener este camino desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la caída del Muro de Berlín, hasta la gran crisis del año 2008”, cuando “se abandonó el aliciente de seguir cooperando” porque en lugar de apoyarse los países a salir todos a la vez, cada quien lo hizo desde su propia perspectiva y en orden disperso.


“Hemos dejado detrás muchas cosas muy malas, hemos dejado mucho desempleo en todos los países, y hemos dejado una gran diferencia entre lo que pudiéramos llamar las clases más altas, el 1 por ciento de la sociedad, y el resto en lo países; por lo tanto, tenemos un problema serio de cómo recuperar a toda esa gente que se ha quedado atrás y que al quedarse atrás económicamente, es la que ha sido aprovechada por los populistas para tenerlos como su base social fundamental”.


A lo que reiteró: “Hay una relación muy directa entre la crisis económica que hemos vivido y la aparición de los populismos, atrapados por los grandes pensadores de segunda división que están gobernando el mundo de hoy. Por lo tanto, tenemos un grandísimo problema desde esa perspectiva, que debemos saber cómo somos capaces de arreglarlo”.


Recordó que la gran disrupción de la tecnología junto con la crisis generaron un nuevo estado de cosas, “pero, desgraciadamente, cuando nos debimos haber enfrentado con esta etapa nueva, sobre todo con la nueva relación tecnológica, trayendo de nuestra parte los valores de la Ilustración, los valores morales de entonces, ahora estamos arrastrándonos por los sitios del populismo y el nacionalismo”.


De los que, rememoró como decía el expresidente de Francia, Francoise Miterrand, “el nacionalismo es la guerra y el populismo, también, aunque si bien no es una guerra entre países, si lo es entre alguna sociedad”.


El también físico, embajador y profesor español advirtió que “que la salida de esta situación requiere de un nuevo pacto social, de un compromiso nuevo con un componente nacional, pero también debe tener un componente global”, con toda la complejidad que esto implica porque ahora debemos ser capaces de decidir “cuáles son los elementos con los que en esta sociedad tan vertebrada, tan comunicada, podamos resolver los problemas nacionales sin olvidar que estamos inmersos en un mundo internacional”.


“Este pacto global debe tener, a mi juicio, un elemento muy claro: el ser humano, la persona, tiene que ser el centro de nuestra preocupación. No solamente el puesto de trabajo de la persona, porque el puesto de trabajo de la persona va a cambiar. Lo que hay que hacer es evitar que esa persona que ha perdido el puesto de trabajo, se quede abandonada. Del abandono de esas personas nace lo peor de nuestras sociedades y lo peor que nos puede llevar como estamos ya en algunos de los casos, como estamos en algunos casos hacia regímenes populistas”.


Por esto, hizo un llamado a los empresarios a pensar que están adquiriendo un papel más relevante que nunca porque son “un elemento fundamental de dar forma a la sociedad” porque dentro de la misma, en los actores no estatales, hay sociedad civil buena y sociedad civil mala, estos últimos como los narcotraficantes o los terroristas, por citar algunos, que ningún bien hacen a la sociedad.


“Ustedes como miembros de la sociedad civil y como empresarios de gran envergadura tienen la obligación de velar también por los bienes públicos globales, aquellos que no los puede ni proveer ni defender ni producir ningún estado. Son bienes que se proveen y se producen globalmente. Y que hay que defenderlos globalmente: el cambio climático, la estabilidad democrática, la democracia, son bienes públicos globales que hay que ser capaces de defenderlos realmente con energía y compromiso”.


Finalmente, Javier Solana dijo que ante la situación global “no tenemos derecho a ser pesimistas. Lo más que podemos estar, es estar perplejos ante la realidad. Pero estar perplejo tiene siempre un sentido de duda. Ser pesimista tiene un sentido de dejadez, de abandono. La perplejidad te hace pensar, te hace preguntarte y, por tanto, te hace contestar”.


Por lo que recomendó: “Sigamos durante unos pocos días estando un poco perplejos y a ver si de esas dudas, de esas conversaciones, de esa perplejidad salen cosas buenas para este país, para esta región y para el mundo en su conjunto”.

Dos hombres compiten por hacer historia: cruzar la Antártida sin apoyo

Louis Rudd, de 49, y Colin O’Brady, de 33, quieren ser los primeros en atravesar la Antártida por sí solos y sin ayuda.

PUNTA ARENAS, Chile — El 31 de octubre hubo un golpe de suerte: los típicos vientos severos y la niebla polar habían cedido, por lo que el vuelo hacia la Antártida recibió el permiso para despegar.

Colin O’Brady, un atleta estadounidense de 33 años, y Louis Rudd, capitán del ejército británico de 49 años, habían estado esperando por casi una semana antes de esa fecha, en Punta Arenas, Chile, en el estrecho de Magallanes.

Cada uno, en edificios a cuadras de distancia, se había dedicado esos días a tareas similares: a pesar y empacar sus provisiones deshidrocongeladas, o liofilizadas, y a ordenar su equipo polar.

Estas provisiones incluyen sacos de dormir aptos para temperaturas de menos 40 grados Celsius, paneles solares portátiles, esquís de fondo, así como teléfonos y módems satelitales de mano y un rastreador GPS programado para guiarlos paso a paso por el continente más seco y, por mucho, el más frío de la Tierra.

Ambos hombres, que llegaron a esta misión con antecedentes muy distintos pero que forjaron un vínculo competitivo en Chile, estaban decididos a convertirse en la primera persona en atravesar la Antártida sin compañía ni apoyo.

Es una odisea de más de 1400 kilómetros sobre hielo atravesando ráfagas extremas y que posiblemente dure unos 65 días. Hace dos años, un hombre murió en el intento.

Camino no tan solitario

Durante gran parte de este año, Rudd se había preparado para una batalla solitaria contra la naturaleza. Ahora su lucha se ha convertido en una carrera.

Rudd anunció en abril que intentaría completar el trayecto. Y a mediados de octubre, a tan solo unas semanas de que él comenzara, O’Brady —quien también se había estado preparando durante meses— reveló en Instagram que planeaba hacer lo mismo.

Ambos esperan conquistar un continente que se ha convertido en el nuevo Everest para los atletas extremos. Los dos tienen enfoques muy distintos sobre cómo hacerlo.

Rudd con una fotografía que se tomó después de una expedición antártica en 2012

Rudd es un aventurero más tradicional. Se enlistó en el Cuerpo de los Reales Infantes de Marina a los 16 años y sigue siendo parte de las fuerzas armadas británicas. Luchó en Kosovo, en Irak (tres periodos de servicio) y en Afganistán (cuatro periodos de servicio).

“En esta expedición me consolará pensar que nadie me está disparando”, dijo Rudd, muy en serio. “Evidentemente, la Antártida es peligrosa de manera única, pero mi punto de vista es el de alguien que se siente muy afortunado. Tengo amigos que han perdido extremidades, ojos… situaciones que cambian la vida por completo”.

Rudd se inició en la exploración polar gracias a otro soldado inglés, el teniente coronel Henry Worsley, un familiar lejano de Frank Worsley, el capitán del viaje a principios del siglo XX de uno de los trayectos de Ernest Shackleton, entre los primeros exploradores a la Antártida. En 2012, Rudd y Henry Worsley rehicieron el trayecto que recorrió en 1911 Roald Amundsen, el primero en alcanzar el Polo Sur.

Rudd con Wendy Searle, quien coordina 
Parte del equipo del británicoTamara Martin

O’Brady es más contemporáneo, un experimentado atleta de deportes de aventura y estrella en ciernes de las redes sociales que se ha forjado un camino mediante la perseverancia, a pesar de sufrir lesiones.

Creció en Portland, Oregon, y fue parte del equipo de natación en la Universidad de Yale. Mientras estaba de viaje en Tailandia en 2008, dos años después de graduarse de la universidad, sufrió un accidente que cambió la dirección de su vida: tuvo quemaduras tan graves en las piernas que los médicos le dijeron que no volvería a caminar con normalidad.

Dieciocho meses después, mientras vivía en Chicago y trabajaba en finanzas, decidió probar sus límites y se inscribió en un triatlón olímpico de distancia. Ganó en la división de novatos.

 O’Brady con su esposa, Jenna Besaw, quien también es su coordinadora de medios y lo ayuda a planear expediciones 

O’Brady renunció a su trabajo para dedicarse a competir profesionalmente en triatlones; lo hizo durante seis años y estuvo cerca de hacer las pruebas para el equipo olímpico estadounidense. Sin embargo, renunció a ese deporte en 2014 para ir tras el llamado Grand Slam de Exploradores: Polo Norte, Polo Sur y las Siete Cumbres (las más altas de cada continente).

Escaló cada una y esquió hasta el último grado de latitud en ambos polos en el plazo de tan solo 139 días en 2016, con lo cual marcó un récord mundial que aún se mantiene.

O’Brady mandó en cajas sus barras de proteína a Chile. Cada una, que partió en pedazos para facilitar descongelarlas, contiene todas las proteínas, vitaminas, grasas y calorías que él cree necesitará diario.

Como preparación para su trayecto en la Antártida, Rudd entrenó diariamente durante horas haciendo levantamiento de pesas; cada noche, después de trabajar todo el día en la base del Ejército británico, arrastraba la llanta gigante de un camión a lo largo de una ribera.

Mike McCastle, quien es entrenador profesional, sometió a O’Brady a un régimen similar de levantamiento de pesas en su gimnasio en Portland. O’Brady subió casi siete kilos de músculo para su misión. Con el fin de prepararse para el clima gélido, sostenía tablas enormes con las manos mientras tenía los pies sumergidos en baldes de agua helada. Después desanudaba cuerdas mientras sus dedos aún estaban rígidos y adormecidos.

A su expedición le puso el nombre de “La imposible primera vez” y planea documentarla en sus redes sociales (Rudd tiene presencia mínima en estas plataformas).

“Si no puedo hacerlo por ese medio, no se me hace tan divertido”, dijo O’Brady. “Lo que quiero es romper barreras. Soy un gran creyente en que debemos apoyarnos”. Una conferencia de TEDx que dio en Portland el año pasado ha sido vista más de 1,2 millones de veces en YouTube.

Solo nieve y hielo

Océano Índico

Mar de Weddell

ARGENTINA

CHILE

ANTÁRTIDA

BARRERA DE HIELO

FILCHNER-RONNE

La ruta planeada

POLO SUR

Mar de

Amundsen

BARRERA DE HIELO

DE ROSS

Mar de Ross

Aunque en un inicio había tensión entre los dos aventureros, se pusieron de acuerdo para empezar su trayecto en la barrera de hielo Filchner-Ronne el 3 de noviembre para esquiar desde ahí hasta el glaciar Messner en la Antártida occidental y después escalar, ante un viento cruzado, desde el nivel del mar hacia las montañas Thiel, que se elevan como aletas dorsales por encima de un mar continuo de nieve y hielo.

De ahí la ruta serpentea hacia el sureste para moverse a lo largo de una línea que seguirán hasta el Polo Sur, hasta estar a unos 2830 metros de alto. Tan solo ese trayecto consta de unos 1050 kilómetros. Desde ahí, planean descender por el glaciar Leverett y terminar, casi dos meses después de haber iniciado la travesía, en la barrera de hielo de Ross.

Durante todo el camino deberán cargar con sus suministros, que portarán sobre un trineo bolsa nórdico llamado pulk. El primer día del trayecto el peso de cada pulk rondaba los 170 kilogramos.

 Rudd, al centro, con el “pulk”, el trineo-bolsa nórdico, en el que portará sus suministros

O’Brady, al centro, sube su “pulk” a un camión en Chile 

Para que su trayecto cuente como hito histórico, no pueden obtener nada de apoyo; ni siquiera una taza de té si es que se encuentran con, por ejemplo, los investigadores de la base Amundsen-Scott.

El último en intentar la travesía sin compañía ni apoyo —algunos han usado cometas para conseguir tracción con los vientos o han organizado la entrega aérea de paquetes de alimentos en el camino— fue el explorador polar inglés consumado Ben Saunders. Usó una ruta distinta y se rindió cuando estaba a unos 1295 kilómetros de la meta, en 2017.

El año anterior, Worsley, el amigo con quien Rudd recreó el trayecto al Polo Sur de Amundsen, había intentado hacer lo mismo. Había avanzado casi 1450 kilómetros de distancia y, cuando estaba a unos 48 kilómetros de la meta, fue rescatado; murió a causa de una infección dos días después.

En su honor, Rudd reunió a un equipo de seis soldados para completar el trayecto en su nombre, en 2017, y organizaron un servicio funerario en el último lugar donde Worsley acampó.

Itinerarios para lo nunca antes hecho

Lograr algo inédito en la Antártida sale caro, tanto en dinero como en esfuerzo.

Rudd y O’Brady han recaudado cada uno más de 200.000 dólares de patrocinadores corporativos y donadores privados para intentar cumplir con su meta.

Cuando los hombres llegaron a Punta Arenas, había mucha tensión y desconfianza. Durante meses, Rudd creyó que competiría contra el clima y contra sí mismo, no contra un atleta experimentado. Pero después O’Brady hizo su anuncio sorpresa.

Los dos se conocieron en el bar del sótano del hotel preferido del explorador histórico Ernest Shackleton, en el sur de Chile, donde comenzaron a romper el hielo gracias a su deseo compartido de sufrir con el fin de experimentar una gran aventura. Para cuando llegaron al glaciar Unión, el punto desde donde parte la mayoría de los aviones chárter para exploradores antárticos, acordaron hacer la batalla lado a lado.

Los dos se volvieron cercanos durante su tiempo de preparación en Chile.

O’Brady y Rudd hablaron sobre sus ambiciones compartidas en Chile.

Casi al mediodía del 3 de noviembre, Rudd y O’Brady abordaron un avión de esquí Twin Otter que despegó del monte Rossman y se dirigió al este. Después de un vuelo de noventa minutos, aterrizaron en la barrera de hielo Filchner-Ronne.

O’Brady salió primero y tomó su equipo. “Buena suerte. Creo que ambos lo lograremos”, le dijo Rudd.

Se despidieron con un abrazo, probablemente su último contacto humano durante por lo menos dos meses. Después, mientras O’Brady montaba su trineo, el avión se alejó casi un kilómetro para llegar al punto de inicio paralelo de Rudd (eso significa que O’Brady técnicamente tuvo una ventaja de aproximadamente diez minutos al inicio, pero al final quizá sea una nimiedad debido a la enorme distancia).

Los sellos en el pasaporte de Rudd de sus anteriores viajes a la Antártida
Rudd y O’Brady camino al avión que tomaron desde el glaciar Unión

El día en el que comenzó su trayecto el cielo lucía azul brillante —durante la temporada de verano austral hay luz diurna las veinticuatro horas en la Antártida— y el clima era relativamente agradable para la zona, menos 32 grados Celsius y muy poco viento.

No siempre será así. Las temperaturas promedio durante el trayecto rondarán los menos 45 grados Celsius y si hay una tormenta de nieve quizá los dos atletas deban pasar varios días resguardados en su tienda de campaña donde podrían quedarse sin alimentos (los dos llevan comida para cinco días de sobra, por si acaso).

También está el peligro de sufrir hipotermia, quemaduras por frío y una condición de urticaria polar por estar expuestos al frío. Si llegan a tener alguna herida, es más probable que se infecte porque el cuerpo tarda más en sanar.

Las ráfagas de viento han alcanzado hasta 96 kilómetros por hora en el altiplano polar, de fuerza suficiente para llevarse de golpe una tienda de campaña.

Claro que la mayor amenaza para O’Brady y Rudd quizá sea saber que hay alguien más intentando hacer lo mismo. ¿Eso los llevará a empujarse de más?

Gane quien gane, si lo logran, estos hombres estarán relacionados para siempre en el acervo histórico polar.

“La gente ha tratado de hacer esto durante cien años y nadie ha podido lograrlo aún”, comentó O’Brady. “Pero aquí estamos nosotros dos, animándonos uno al otro para conquistar una misión imposible”.

 El cuarto día de su trayecto, O’Brady publicó esta foto en Instagram y escribió: “Para dejar claro cómo estoy puesto a prueba aquí, hoy fue el primer día en el que no he llorado con los anteojos puestos”.