TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez

¿Quién piensa en tiempos del Snapchat?

Ni hablar, el gobierno federal promoverá la imagen del país –la buena, claro- invirtiendo -¿o gastando?- casi 4 mil millones de pesos, es espectáculos del Cirque du Soleil y la Fórmula 1. Ta’ güeno promover a México, pos sin duda atraerá divisas (¿cuánto?), flujo de lana para el pleno desarrollo (¿a poco?) de nuestro ya deteriorado país que no encuentra la salida. En fin, que ese money para la promoción representa casi 5 veces mayor a lo destinado para la cultura. Ahí nomás. Quizá porque la cultura a la mexicanita vale cacahuate. Digo, sin quitarle mérito al Cirque ni emoción a las carreras de carritos.

Hay que orientar los recursos e incluir las manifestaciones artísticas mexicanas, y en lugar de pagarles tanto a esas empresas respetables, balancear el destino de los pesitos.

El 12 de junio fue el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Según el INEGI, 2.5 millones de niñas, niños y adolescentes realizan alguna actividad económica. De estos, 428 mil menores se encuentran en Chiapas (165 mil), Guerrero (139 mil) y Oaxaca (124 mil). Para el Secretario del Trabajo y Previsión Social de Guerrero, Óscar Rangel, en ese estado no se ve mal que los niños trabajen porque “es una cuestión cultural”. (sinembargo.mx). ¿Cuestión cultural? Me lleva la que me trajo. Así cómo le seguimos…

Miguel De la Vega entrevistó al escritor Enrique Berruga. Abuso de mis lectores y les dejo un extracto.

“¿Quién escribe libros en tiempos del Snapchat?

“¡Híjole, yo! Y te voy a decir por qué: Hay una corriente filosófica moderna: el antiintelectualismo. Twitter tiene 140 caracteres, aunque no hay ninguna razón tecnológica, bien podrían ser mil 400 u 8 mil. ¿Por qué entonces 140? Porque la idea es reducir la visión crítica y la capacidad intelectual de la gente al mínimo posible. Esto la hace más vulnerable ante el consumo. De ahí viene esto.

“¿La decisión o la teoría?

“El antiintelectualismo se ha practicado durante décadas, pero hasta ahora, con las redes, se está logrando este reduccionismo intelectual. En la medida en que la gente tiene menos capacidad crítica, tiene menos vacunas intelectuales.

“¿Tú no crees que las redes sociales sirvan para comunicar a la sociedad?

“La tienen más conectada, pero mucho más atrasada en lo intelectual. Es terrible: la gente está chateando con cinco personas a la vez, pero ya no encuentras una tertulia en donde se hable de cosas de interés común. No hay reflexión prácticamente de nada.

“¿No será que eres un nostálgico?

“No, estoy analizando lo que pasa. Los grupos que realmente practican la comunicación son los que dominan al mundo. Eso es lo que está pasando, por ejemplo, con Donald Trump. Todo el mundo lo tilda de demagogo y demás, que lo es, pero en realidad está aprovechando tanto el bajo nivel intelectual de la gente como las nuevas herramientas de comunicación”. (Reforma, 12-06-16).

Los días y los temas

El miércoles 15 de junio asistí al Foro “Sexo, igualdad y respeto”, en el Palacio Legislativo. Participaron Silvia Jácome, autora del libro Piel que no miente, Mayela una mujer Transexual, y conductora del programa “Sexo en las rocas” en Radio Teocelo; y la licenciada Rosa Feijoo, autora del libro “Rompecabezas”, quien en 2011 representó a México en la Consulta Internacional de la UNESCO sobre bullying homofóbico.

Noé García López y su pareja, primer matrimonio gay en Xalapa, conversaron con el público. De eso se trata, de dialogar y avivar la tolerancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *