Mie. Abr 24th, 2019

TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez

Si Dios quiere y el Diablo también

Fin de año 2018, casi, y dicen que dijo Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, el pasado 11 de diciembre, que en tres años habrá condiciones de paz en México, y dicen que afirmó que pronto comenzará a sentirse la mejoría en seguridad y descartó que exista una falla en la estrategia por el asesinato de 254 personas durante los primero días de diciembre. (XEU-Noticias). No lo sé de cierto, pero lo suponen, y quiera Dios que así sea y en esta Navidad y en los buenos deseos pal próximo año, los corazones palpiten de tolerancia y se alejen de enojos y malicias, y las mentes sanen y… No es sermón, caray, es sólo decir lo que pienso, siento y deseo y me lleno de esperanza… Pero dijera un personaje de Etgar Keret, “pura mierda”.

Perdón, amigas y amigos, les deseo lo mejor. Hace unos días, la jefa de la iglesia luterana de Suecia, la arzobispa Antje Jackelén, controvertida en temas religiosos, expresó que “Tenemos que ayudar a la gente a entender aquello que no entiende”. Esa, opina, debe ser una de las grandes misiones de la religión en el siglo XXI. Y luego agregó: “Si solo ves el nacimiento de Jesús como una cuestión biológica, no has comprendido nada. En la Biblia, dos evangelistas dicen que María es virgen, mientras que otros dos no lo dicen. Y aun así, ninguno de ellos duda de que Jesús es hijo de Dios, su reencarnación. Lo expresaron de diferentes formas. Esa es la cuestión. No deberíamos creer en contra de lo que nos dicta nuestro cerebro. No podemos decirle a la gente que lo hagan callar cuando vayan a la iglesia”.

Me encantó esta mujer, quien en entrevista señaló: “Que Dios está por encima de los géneros no es polémico. Todo el mundo [también los católicos] está de acuerdo con eso. Pero siempre nos referimos a Dios con un pronombre masculino. Es cierto que hay en la Biblia muchas imágenes de Dios como hombre, como padre. Pero también hay imágenes, incluso en el Antiguo Testamento, que muestran a Dios como una mujer. Incluso hay imágenes no humanas de Dios, como un león, una roca, un castillo. Creo que es arriesgado quedarse con una sola imagen de Dios porque nos limita”. (elpaissemanal.com, 09-12-18).

Ahí ´ta. El que tenga oídos… No todo es color de rosa, y no soy un Grinch, soy un Ogrín, porque me enoja, me emputa tanta barbarie, mucho más en estas fechas decembrinas que me ponen de nervios y muy triste, puesto que se (me) va un año más… Y me molesta el tiempo perdido en las tiendas y estanterías y las calles, todo por comprar un “algo material”. Por eso estamos como estamos.

La familia siempre es la familia, aquí y en China y en todos los tiempos. Yo no sé dónde anda Jesucristo, seguro de parranda con Santa Claus o ese Papá Noel… A qué mundo tan… Ustedes me entienden.

Guardar mis versos por si vuelvo, escribiera Luis Cernuda, nos vemos hasta enero 2019, si Dios quiere y el Diablo también. Porque los dos andan suelto y chance hasta juntos haciendo de las suyas. Ojalá me dejen hacerme de las mías.

Y me iré muy lejos… A qué malandrín llorón. Mientras que Amlito resuelva mis deudas, y los malhechores, ellos sí, hagan de las suyas…

De cinismo y anexas

No se me mueran, carajos, dijera Joaquín Sabina. Que la vida es bella, y si no hay que hacerla bella. Porque nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. Lo mejor pa’ México, no se me echen y no crean todo, pos tenemos cerebro y somos muchos. ¿O no, Chano? Pos sí, Chon…

Ahí se ven.