TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez

¿Dónde cabalgas, Don Quijote?

Primero sonreí; luego, me carcajeé; después empecé a molestarme; finalmente decidí, mejor, reír y mandarlos a la chingada. El pasado debate de los candidatos a la gubernatura de Veracruz, fue algo parecido a un reality show, realizado pa’ que los ciudadanos conocieran dizque las propuestas y, eso sí, las suciedades que muchos suponemos. Por sus obras los conoceréis… ¿Cuáles? En fin, que a estas alturas ya saben qué pasó y quién fue supuestamente el ganador, según el cristal como se mire…

Lo cierto es que seguimos perdiendo con los disimulados debates y campañas electorales, porque parece que hacen como que ahora sí todo les preocupa y ahora sí resolverán todo, con una varita mágica o el soplo de Dios que convertirá el caos en un paraíso. ¡Qué necesidad, qué mediocridad! Pero sobre todo ¡qué inocentes palomitas somos! ¿Otra vez a creer?

Ese día hubo de todo: debate que más bien me suena a debacle que suena a México se lo lleva la chingada; llovió, relampagueó, tronó, granizó, cayeron cenizas –¿del cielo apocalíptico?-, y siguió lloviendo por horas. ¿Una tormenta de malos augurios? Ese día, como todos los días, hubo balaceras, percances carreteros, violencia, etc. En otros países guerras, incluso terremotos. Quienes vieron el inicio de la serie televisiva “Hasta que te conocí”, sobre la vida de Juan Gabriel, recordarán al abuelo de éste que dicen se volvió loco creyendo en el fin del mundo. Pero no, la vida continuó. ¿Continuará ahora? Si no nos apendejamos, sí. Soy poco optimista. Al menos que busquemos lo imposible.

Cierta vez Elena Poniatowska dijo: “El poder financiero manda no sólo en México, sino en el mundo. Los que lo resisten, montados en Rocinante y seguidos por Sancho Panza son cada vez menos. Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos”. ¿Dónde cabalgas, Don Quijote?

Los días y los temas

El 23 de abril celebramos el Día Mundial del Libro; vendrán las estadísticas y las encuestas. Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare cumplen 400 años de muertitos.

Ambos son citados hasta el cansancio, pero ¿son leídos? Por ejemplo ahí está el manoseado “Ser o no ser, esa es la cuestión”, expresión que me planteo siempre y la traslado a muchos ámbitos, como votar o no votar; irme o no irme; mentir o no mentir, etc. Escribí en uno de mis poemas: “Ese poeta inglés es una maldición”.

A Cervantes todo el mundo lo conoce –¿será?. Aquí les dejo algo de algunas de sus novelas ejemplares. Digo, celebrar el Día Mundial del Libro es leer, ¿o no?

“Las luengas peregrinaciones hacen a los hombres discretos…” (El licenciado vidriera).

“Por amor de Dios que no hagáis que el seguirme sea perseguirme…” (El licenciado vidriera).

“Que el que tiene costumbre y gusto de engañar a otro, no se debe quejar cuando es engañado” (Francisco Petrarca, citado por Cervantes en El casamiento engañoso).

“¿Quién podrá remediar esta maldad? ¿Quién será poderoso a dar a entender que la defensa ofende, que las centinelas duermen, que la confianza roba y el que os guarda os mata? (Coloquio de Cipión y Berganza).

“… todos los duelos con pan son buenos; el buen día meterle en casa, pues mientras se ríe, no se llora. (Coloquio de Cipión y Berganza).

“…buscar ventura, que la halla el que se muda”. (Coloquio de Cipión y Berganza).

De cinismo y anexas

Jorge Luis Borges dijo que el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación. ¿Qué tan extensa es tu memoria e imaginación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *