TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez

 

El séptimo mandamiento

 

¿Y qué tal mis Trump?

 

Tanto va el cántaro a la fuente hasta que al final se rompe, reza el dicho, y en Veracruz hay demasiados problemas de tanto dejar ir el cántaro por todos lados y a la deriva. ¿Quién detendrá la situación? Unos a otros nos echamos la culpa, escondemos la piedra para luego lanzarla. Me da tristeza mi Veracruz lindo y querido. Me da enojo, me encabrona porque no veo seriedad mucho menos sinceridad para salvaguardarnos del peligro presente que perjudicará a generaciones del mañana.

“El gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, aseguró que en el estado ya se vive una crisis humanitaria debido a los malos manejos financieros en la administración de Javier Duarte y toda la estructura gubernamental”. Lo cual viene de muchos años anteriores. ¿Quién tira la primera piedra? ¿Quién rompe el cántaro?

En Los diez mandamientos en el Siglo XXI, Fernando Savater escribe: “El escritor le pide a Dios que le aclare qué significa robar. «No robarás»… muy bien dicho. Es en verdad un buen precepto. El robo es y ha sido durante siglos uno de los males de la humanidad. Pero no hiciste precisiones. ¿Qué es con exactitud robar? ¿Roba el padre que ve muriéndose de hambre a su hijo y toma un mendrugo de pan para alimentarle? ¿Roba también el que saquea una provincia entera y se queda con todos sus bienes para su disfrute personal?

“No sé cómo sería en los tiempos de Moisés, pero en la actualidad hay distintas denominaciones: al que roba poco lo llaman ratero y le encarcelan en cambio al que lo hace en gran escala le llaman gran financiero, y recibe todo tipo de elogios y felicitaciones por su espíritu empresarial.

Deberías haberte esforzado un poco más. ¿No podrías haber entrado en detalles y haber aclarado lo que significa robar en sus distintas variantes? Al no haber hecho todas estas precisiones, el resultado de este mandamiento no ha sido bueno.

“Hay veces en las que pienso que en lugar de establecer tabúes con tus leyes, lo que hiciste fue dar ideas para que la gente hiciera todo lo contrario. Hoy, las grandes corporaciones, las más respetables, cometen robos enormes.”

Pablo Neruda dijo: “El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba pan”. Supongo que lo entendemos muy bien, y aún así caemos en la trampa del conformismo y la indiferencia. La vida sigue igual o peor.

Savater concluye: “el séptimo mandamiento se refería originalmente a no robar almas, personas. Luego su significado se amplió: no expoliarás, no desvalijarás, no abusarás de la credulidad o la ingenuidad de tu prójimo para quitarle lo que lo beneficia de forma legítima. También surge la pregunta sobre si puede haber robos justificados por la necesidad o por otros robos anteriores de los que uno ha sido víctima y lo han dejado en situación de indefensión. Los Estados también se caracterizan por no cumplir con la séptima ley de Moisés cuando sustraen buena parte de sus ganancias a los contribuyentes y no lo revierten en beneficios para la sociedad. Finalmente, el robo de las ideas es una acción mucho más sutil que el sustraer objetos físicos, como también ocurre con los fraudes especulativos y financieros.

“Se trata de un mandamiento que abarca todos los campos, relacionado con la moral de las sociedades y los individuos ya que muchas veces tan sólo una delgada línea separa al robo de lo que no lo es”. Tons, no pensemos mal y sí mucho más para evitar romper el cántaro. ¿Entiendes, Méndez…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *