Jue. Jun 20th, 2019

TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez

México, un país de cloacas

Lugar común: “La corrupción somos todos”. Eso dicen y decimos hasta el cansancio, pero, por desgracia, nadie o pocos nos empeñamos en detener el engranaje que viene destruyendo a la sociedad desde hace muchos años, mecanismo aceitado por la impunidad que me suena a inmunidad que no es lo mismo pero parece igual, y, si me apuran, huele a inmundicia. ¿Somos todos responsables? ¿Andamos por el pantano sin mancharnos siquiera, o nos sumergimos en él, nos echamos un baño, mandamos a la chingada a los demás, aparentamos y decimos: “Yo no fui”? Algunos tiramos la primera piedra; otros la guardan pa’ mejor ocasión.

La periodista Denise Dresser dijo: “La corrupción que la impunidad alimenta con costos crecientes es el principal obstáculo para la competitividad del país, (…) lleva descrédito de instituciones encargadas de prevenir la corrupción incluidas las procuradurías y tribunales”.
Lamentó que “los políticos no busquen el beneficio social ni el impulso económico de la nación ya que sólo están en el poder para obtener beneficios personales…”
Expresó: “Ha convertido a México en un país de cloacas; las tranzas es el enemigo político número uno, el mayor lastre para el despegue económico, porque se da en todos los niveles, en la luz y en lo oscurito, permitida por instituciones y funcionarios que gobiernan”. (alcalorpolitico.com/14-03-16).

Ahora con el nuevo Gobierno, aunque sea nomás por un cachito de tiempo, los veracruzanos, ¡otra vez!, se entusiasman, sólo algunos; otros dicen a ver qué hace; unos más que no, que todo seguirá igual o peor.
En comunicado de fecha 12 de octubre pasado, el Gobernador Miyuli dijo que el primero de diciembre enviará “un mensaje de cambio a todos los veracruzanos, ávidos de salir de la brutal crisis que enfrentamos.
“Un mensaje de aliento, de optimismo, pleno de energía positiva para enfrentar una realidad agobiante que hoy nos afecta a todos.
“Ahí daré a conocer también datos sobre la realidad de la corrupción en Veracruz y cómo -al igual que la humedad- penetró por todas partes”.

Señaló: “A todos los veracruzanos les digo que nos esperan mejores tiempos. Que Veracruz será un lugar seguro para vivir. Que la corrupción será desterrada de raíz. Que lucharemos con todo para que las familias más pobres tengan lo necesario para vivir con dignidad. Que los derechos humanos y las libertades ciudadanas serán plenamente respetados. Que las mujeres, los jóvenes y todas las familias dejarán de vivir con miedo.
“Les pido que confíen en su Gobernador. Voy a cumplir. Tomaré posesión del cargo, no tengan duda. Soy hombre de valor y de valores y sé que tengo el apoyo de millones de veracruzanos. Veracruz merece un mejor destino. Construiremos juntos una sociedad justa y segura. Nos sentiremos cada día más orgullosos de ser veracruzanos”.
Así sea o que el pueblo se lo demande. Ajá, al tiempo.

De los días y los temas

La Secretaría de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero García, en su comparecencia ante diputados del Congreso estatal, expresó que “se tiene que erradicar la corrupción en nuestro estado en cualquiera de sus formas y más en nuestras finanzas, hay que cerrarle paso a este mal que ha lastimado no sólo al erario público, sino al desarrollo y bienestar de la gente”. Vamos a ver, dijo el ciego.

De cinismo y anexas

“El agua estancada está llena de animales con ponzoña”, de Miguel Covarrubias, citado por Francisco Toledo (Proceso/13-11-16).