TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez

Entre egos, soberbias y sumisiones

Albert Camus escribió: “Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta”. De lo cual estoy de acuerdo, sobre todo en estos tiempos de incertidumbre y mordazas, cuando parece que no hay salida, quizás ocultos resquicios por donde debemos valerosamente taladrar la pared, para lograr subsistir ante tanta estupidez humana, por decir lo menos.

En fin, ya pensarán y repensarán (¡otra vez!) su voto. Y mientras que los políticos se tiran entre sí mierda y más mierda (perdonen los castos oídos, pero los poetas también van al baño), la ignorancia y la pobreza se ensanchan. El poder de unos cuantos privilegia (¿cuándo no?) el sometimiento, la obnubilación del pueblo; suelta las riendas del miedo para hacer de las suyas y deshacer la esperanza de los otros, con los que no hay semejanza, acaso sólo proximidad porque se necesita de la gente consumista e ilusa para sostener a un puñado de avaros de la alta clase política y económica. Esto ya se sabe, me dirán. Pero hay que decirlo una y otra vez, pa’ ver si así recapacitamos. Lo expreso de otra manera. Nos tienen agarrados por los ovarios y los güevos (digo, por aquello de la equidad de género, ¿no?).

Una amiga me comentó que los políticos perdieron el rumbo, a lo que le comenté que los políticos nunca han perdido el rumbo, saben con mañosa precisión o cálculo aleatorio, el camino que pisan y destruyen… El rumbo se pierde cuando nosotros no hacemos nada o dizque hacemos sin mover las manos…
Me precisó que los políticos pierden el rumbo cuando las circunstancias les rebasan y se les sale de control lo que tenían calculado…..cuando les gana el ego y la soberbia.
Le dije que entonces hablamos de ego y soberbia que todos, en algún momento, padecemos, seamos políticos o no, nos llamemos como nos llamemos, en grado mínimo o grave… ¿Qué hacer ante semejantes egos y soberbias? Por no hablar de otros pecadillos, como el poder y… ¿el olvido?

Difícil, pero hay que enfrentar las dificultades, porque la fortaleza se construye con el tiempo; el tiempo con la fortaleza de uno mismo, dijera William Deer.
¿Omisión es igual a sumisión?

Los días y los temas

En sesión pasada, la diputada Teresita Zuccolotto Feito, a nombre del grupo legislativo del PAN, propuso crear la Unidad de Igualdad de Género del Congreso estatal. Bien por eso.
La Iniciativa que reformaría Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado y su Reglamento de los Servicios Administrativos, sostiene que “el Congreso de Veracruz debe seguir avanzando en el reconocimiento del principio de Igualdad Sustantiva y garantizar en su estructura y en su funcionamiento, relaciones igualitarias y una vida libre de violencia laboral, así como garantizar que el presupuesto, los programas y las acciones de la vida organizacional de este Poder, cuenten con la perspectiva de género”.
Abunda: “Es momento que este Poder asuma su responsabilidad institucional con el principio de igualdad; en el lugar donde se hacen las leyes, debemos ser los primeros en respetarlas y aplicarlas, así no solo se cumple con el principio de justicia, sino que se avanza en la eliminación de estereotipos establecidos en función del sexo, que violentan los derechos humanos en las instituciones, de los cuales este Congreso no está exento. Todas y todos sabemos que aquí se han dado actos de acoso laboral”. El juez por su propia casa empieza… Al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *