Tijuana pide intervención de la ONU por migrantes

Voluntarios aseguraron que el gobierno federal de México ignoró el problema al permitir que la caravana cruzará el país sin detenerse.

 

El alcalde de Tijuana declaró una crisis humanitaria en la ciudad fronteriza y reveló este viernes que pidió ayuda a las Naciones Unidas para hacer frente a la presencia de los aproximadamente 5 mil migrantes centroamericanos, la mayoría de los cuales estaban acampados en un complejo deportivo de la ciudad.

Los comentarios del alcalde Juan Manuel Gastelum llegaron cuando los funcionarios de la ciudad y los voluntarios han comenzado a trabajar juntos para ayudar a los 4 mil 976 hombres, mujeres y niños que llegaron después de más de un mes en la carreteraEl gobierno de Trump pasó semanas criticando la caravana, que según dijo estaba llena de criminales, miembros de pandillas e incluso, insinuó en un punto sin ninguna prueba, de terroristas. 

Manuel Figueroa, quien lidera el departamento de servicios sociales de la ciudad, dijo que Tijuana traía baños portátiles y duchas, además de shampoo y jabón pero que toda la ayuda no fue suficiente

Debido a la ausencia, la apatía y el abandono del gobierno federal, tenemos que recurrir a instituciones internacionales como la ONU“, dijo Figueroa.

Voluntarios aseguraron que el gobierno federal de México ignoró el problema al permitir que la caravana cruzara el país sin detenerse. Ahora la ciudad es la que busca dejar de estar estancada con las consecuencias.

Gastelum prometió no comprometer los recursos públicos de la ciudad para hacer frente a la situaciónEl jueves, su gobierno emitió un comunicado diciendo que estaba solicitando ayuda de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

La caravana de migrantes que salió de Honduras a mediados de octubre fue en gran parte bien recibida por los pueblos que atravesó en el camino hacia la fronteraIncluso las ciudades con pocos recursos se aseguraron de que los migrantes tuvieran comida y un lugar para descansar.

Pero en esos lugares, la caravana se quedó como máximo dos noches, con la excepción de la Ciudad de MéxicoEn Tijuana, muchos de los migrantes que huyen de la violencia y la pobreza buscan asilo en los Estados Unidos y enfrentan la posibilidad de pasar meses en la ciudad fronteriza antes de tener la oportunidad de hablar con un funcionario de los Estados Unidos por lo que la ayuda para Tijuana se ha convertido en un tema vital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *