Todo el peso de la ley para ex director del C5, pide Silvia Tanús

La coordinadora de la fracción del PRI en el Congreso del estado dijo que las autoridades están obligadas a dar seguimiento al caso, investigar y dar un informe transparente a los ciudadanos

La coordinadora de la fracción del PRI en el Congreso del estado, Silvia Tanús Osorio aplaudió que Silvestre Aníbal Garma, director operativo del Centro de Control, Coordinacion, Comando y Cómputo (C5) haya renunciado a su cargo después de que su hijo fue detenido como presunto secuestrador, al señalar que si “no sabe lo qué pasa en su casa, menos en el estado”.

En breve entrevista, la legisladora del tricolor señaló que para evitar que altos funcionarios estén implicados en este tipo de delitos, es preciso que se les apliquen las pruebas de control de confianza antes de incorporarlos a estas instituciones, pues consideró que Aníbal Garma sí tenía conocimiento de las prácticas que realizaba su hijo.

“No me digas que no sabía que su hijo estaba implicado. Si el el señor estaba haciendo su trabajo, seguramente lo sabía, porque para eso están ahí, es un trabajo de inteligencia. Yo creo que tienen que hacerles las pruebas de control de confianza a los funcionarios; las piden a los policías pero no a los funcionarios de alto rango”, agregó.

Tanús Osorio subrayó que más allá de la renuncia del ahora ex funcionario, las autoridades están obligadas a dar seguimiento al caso, incluso propuso que también se investigue y se rinda un informe transparente a los ciudadanos.

“Que se aplique todo el peso de la ley; no podemos dejar a un lado la impunidad porque esto definitivamente es lo que ha hecho que Puebla esté en las condiciones en las que se encuentra”, dijo.

Finalmente, se pronunció porque el Juez Civil Gabriel González Alegría también renuncie a su cargo, después de haberse visto implicado en una riña y acusado de acoso sexual a una mujer. Tachó de vergonzoso su actuar y enfatizó que quien se encargase impartir la justicia en Puebla no puede incurrir en prácticas misóginas y violentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *