Urge bajar el precio del diésel para ayudar a los camioneros

*Por lo pronto muchos comprar combustible robado

POR JOSÉ PRIGADAÁ

MARTÍNEZ DE LA TORRE

Ya no es negocio transportar productos del campo a las grandes ciudades, ya que ahora entre impuestos, pago de mochadas y alza de combustible lo que nos queda como dueños de un camión, son 3 o 4 mil pesos, esto si en el camino no se poncha una llanta o el vehículo tiene alguna falla mecánica, así lo señaló Mario Alberto Patraca Hernández.

Afirmó que el precio del combustible los ha llevado casi a la ruina en los últimos 6 años, ya que ahora tienen que pagar a 14 pesos con 20 centavos el litro de diésel, mismo que es mejor adquirirlo en establecimientos particulares donde su precio disminuye hasta en un 30 por ciento.

“No sé qué va a pasar con esto, lo que sí puedo asegurar es que si la situación sigue así, muchos transportistas abandonaran esta actividad en los próximos 5 años, donde existirá la escases de fleteros, ya que aquel que quiera comprar un camión de carga, se tiene que endeudar con un crédito no menor al medio millón de pesos”, agregó.

Señaló que si el gobierno federal quiere ayudar a este sector, primero tiene que bajar el precio del combustible hasta en un 40 por ciento, así como también dar todas las facilidades a los conductores para que regularicen sus documentos, ya que sacar una licencia federal cuesta mucho dinero en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y por esto, algunas autoridades les piden de mil a dos mil pesos de mochada en la carretera, esto sin contar si les falta la tarjeta de circulación o la placa.

Finalmente señaló, que esta situación es grave, ya que el parque vehicular va disminuyendo cada año un 5 por ciento, lo que quiere decir que esto va a empeorar en los próximos cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *