Lun. Oct 26th, 2020

Veracruzanos radicados en el extranjero tienen derecho al voto

* La legisladora Jaqueline García Hernández exhorta a que se apruebe su iniciativa de reforma al Código Electoral

XALAPA, VER.

La diputada Jaqueline García Hernández exhortó a que se apruebe su iniciativa para reformar el Código Electoral y permitir que los veracruzanos radicados en Estados Unidos puedan votar por candidatos a cargos de elección popular de Veracruz.

La presidenta de la Comisión Permanente de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables y Migrantes de la LXIII Legislatura local recordó que más de 600 mil veracruzanos que radican en los Estados Unidos de Norteamérica no pudieron emitir su voto durante el pasado proceso electoral, ya que el actual Código Estatal Electoral no lo contempla, a pesar de que a nivel federal está establecido que los mexicanos puedan emitir su sufragio desde el exterior.

La diputada lamentó que su propuesta de reformar el Código Electoral a fin de incorporar esta posibilidad en el citado ordenamiento no fuera contemplada en las elecciones locales para renovar la gubernatura y el Congreso del Estado.

Ante esta situación, la vicepresidenta de la Coordinación Nacional de Diputados y Migrantes (Conadym) presentará una excitativa a la Mesa Directiva del Congreso.

Cabe destacar que la excitativa es un procedimiento parlamentario mediante el cual –una vez agotado el tiempo que establece la ley para que se dictamine una iniciativa- un legislador solicita a la Mesa Directiva que requiera a las comisiones legislativas dictaminadoras la elaboración y presentación del dictamen.

La diputada Jaqueline García Hernández explicó que lo que plantea su iniciativa es que quienes residan fuera del país puedan participar en las elecciones de gobernador, ayuntamientos y diputados locales, cuando soliciten al Organismo Público Local Electoral de Veracruz (OPLE) su inscripción en la Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero.

La legisladora precisó que de aprobarse las modificaciones al ordenamiento en mención, los interesados en votar deberán presentar una solicitud entre el 15 de octubre y el 30 de abril de cada año, acompañado de firma autógrafa y fotocopia legible de la credencial para votar con fotografía.

La iniciativa que fue turnada a las Comisiones Permanentes Unidas de Organización Política y Procesos Electorales y de Justicia y Puntos Constitucionales, contempla la firma de un convenio entre la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el OPLE, a fin de que en las sedes diplomáticas de México en el extranjero sea dados los formatos de solicitud a quienes así lo requieran.

Confió que un período extraordinario la actual Legislatura del estado contemple la posibilidad de aprobar su iniciativa, para que en las elecciones de 2018 pueda otorgarse el voto como lo han solicitado diferentes federaciones de migrantes veracruzanos que insisten en sufragar desde el exterior.

La secretaria de la Comisión de Igualdad de Género agregó que aquellos hombres o mujeres que están en el extranjero pero que siguen siendo el pilar de sus familias en el estado, tienen derecho a votar y a elegir a sus gobernantes; sin embargo, es necesario que en Veracruz la propuesta de Ley en mención la puedan aprobar las y los diputados.

En otro sentido, la legisladora Jaqueline García aseguró que en la atención a migrantes México avanza pero es necesario reforzar desde el ámbito de competencia de las entidades el asunto referente a la protección de Niñas, Niños y Adolescentes (NNA), porque en su intento por cruzar la frontera son susceptibles a ser víctimas de la delincuencia, a la explotación y a la trata.

La protección de los derechos de las NNA es una prioridad y las autoridades de la Federación, del estado y municipales deben cumplir el mandato en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, con el fin de brindarles y proveerles ayuda humanitaria.

Desde la Conadym continúa el trabajo para reforzar la Ley General de Migración, de acuerdo con la nueva realidad nacional, con el objetivo de garantizar el pleno respeto a los derechos humanos de esos grupos vulnerables, que durante su estancia por el territorio nacional necesitan que se les brinde atención médica, comida, vestido, repatriación, documentos, comida, y sobre todo, localizar a sus padres o familiares.