Zoológico de Cuernavaca no acredita procedencia legal de 55 ejemplares

La Profepa explicó que 55 ejemplares de vida silvestre se aseguraron debido a que los responsables del lugar no acreditaron la procedencia legal de los animales

CIUDAD DE MÉXICO, México, sep. 23, 2015.- Personal de la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Morelos aseguró de manera precautoria 55 ejemplares de vida silvestre en el Zoológico del Bosque, en Cuernavaca, Morelos.

La Profepa explicó que la medida se llevó a cabo debido a que los responsables del lugar no acreditaron la procedencia legal de los animales y detectaron que las especies carecían de marcaje y en algunos casos los registros no coincidían con los expedidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Durante la inspección, también se detectaron diversas irregularidades con el Plan de Manejo que deben presentar los Predios e Instalaciones que manejan Vida Silvestre de forma confinada (PIMVS) ante la Semarnat.

A pesar de las irregularidades en la documentación, los inspectores constataron que los animales se encuentran en buenas condiciones físicas, tienen buen trato, y están en instalaciones amplias, limpias y en buen estado.

De acuerdo con la secretaría, en el predio había 176 ejemplares de vida silvestre, entre mamíferos y aves, de los cuales se acreditó la procedencia legal únicamente de 121.

De esos especímenes sólo 18 están regulados por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y dos más se encuentran enlistados en la NOM-059 SEMARNAT 2010.

En esa norma oficial están enlistados un Loro cabeza amarilla (Amazona oratrix) en categoría de peligro de extinción; un Loro corona blanca (Pionus senilis) en categoría de amenazada.

En CITES se encuentran en el apéndice II, cuatro turacos (Tauraco erythrolophus); una grulla coronada (Balearica pavonina); dos grullas del paraíso (Anthropoides paradisea) y dos ñandús (Rhea americana); mientras que en el apéndice III hay nueve antílopes cuello negro (Antilope cervicapra).

Todos los ejemplares quedaron a guarda y custodia del zoológico, que cuenta con cinco días hábiles para presentar la documentación que acredite la legal procedencia de los 55 animales.

En un comunicado, señaló que el aseguramiento precautorio se aplicó en el marco del Programa Nacional de Inspección a Zoológicos, aplicado para revisar el cumplimiento de la legislación en materia de vida silvestre, su plan de manejo y estado físico de los ejemplares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *