La Procuraduría sostuvo que estos lugares no cuentan con las condiciones mínimas de salubridad y bioseguridad. El Ministerio Público pidió a Dau acciones urgentes.

El hacinamiento en las estaciones de Policía y el Centro de Detención Transitorio de Cartagena continúa llamando la atención de las autoridades a nivel nacional.

Cuatro días después del llamado del defensor del Pueblo, Carlos Camargo, por la difícil situación que viven los detenidos en estos lugares, se pronunció la Procuraduría General de la Nación, por las graves condiciones en tres estaciones de Policía de la ciudad y el Centro de Detención Transitorio en el barrio Bellavista.

“Tras visitar las estaciones Caribe Norte, Caracoles y Virgen y Turística, así como las celdas de Bellavista, determinamos que no cuentan con las condiciones mínimas de salubridad y bioseguridad, lo que pone en riesgo no solo a las personas privadas de la libertad, sino también al personal de custodia y a sus familiares”, sostuvo el Ministerio Público.

La Procuraduría estableció que la estación Caribe Norte, en Chambacú, es la que tiene el nivel más alto de hacinamiento, al contar con 108 detenidos y un índice de ocupación de tan solo 0,52 metros cuadrados en promedio para cada uno.

En esta estación, el Ministerio Público alertó por el estado en el que se encuentran tres sindicadas, que permanecen en un espacio casi a la intemperie y sin servicio sanitario, lo que obliga a su desplazamiento a un baño apartado de las celdas, el cual está en condiciones deplorables.