El COVID-19 ha empezado a afectar a niños de Veracruz, afirmó el doctor Lorenzo Castañeda. Dijo que afortunadamente los casos fueron de enfermedad leve, con fiebre, malestar general y escurrimiento nasal. Dijo que a los niños les hicieron pruebas rápidas y con eso comprobaron que eran positivos a coronavirus. Los niño no se agravaron, tuvieron saturación superior a 97 y la temperatura la pudieron controlar.

Aquí el problema es que toda la familia se enfermó, los papás y hermanos. El médico pidió a la población no bajar la guardia, seguir usando correctamente el cubrebocas.